Testimonios Erasmus: «Lo mejor es la gente, la tranquilidad y la facilidad con la que uno llega a sentirse en casa estando tan lejos de esta»

¡Hola, pompeynianos!

Seguimos, como cada mes, con la sección de Testimonios Erasmus. En la entrada de hoy hablamos con Ana, antigua estudiante Erasmus en Portsmouth durante el curso 2013-2014 con la que tuve la oportunidad de compartir parte de mi experiencia en esta maravillosa ciudad. De hecho, vivíamos en la misma calle, ¡fijaros qué casualidad! Desde aquí aprovecho también para agradecerle a Ana su participación en el blog, especialmente por toda la información que ha podido aportar en esta entrada. ¡Gracias, Ana!

Si queréis participar en esta sección, o bien en la de Españoles en Portsmouth (si os encontráis trabajando en la ciudad), no tenéis más que enviarme un correo electrónico o un mensaje a través de nuestra página en Facebook. 🙂

¡Empecemos, pues, con la entrevista!

Cuéntanos un poco acerca de ti

Soy granadina y tengo 22 años. Desde hace un año soy traductora e intérprete de inglés y árabe, me gradué el año pasado en la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada. Actualmente, trabajo en el Departamento Internacional del Hospital Vithas La Salud de Granada y mi función, además de interpretar para todos aquellos pacientes que lo necesiten, es gestionar el paso por el hospital de todos los pacientes internacionales.

En relación con mi estancia en el extranjero, disfruté de la Erasmus en mi segundo año de carrera para poder adquirir una competencia lingüística sólida para afrontar con éxito mis futuras asignaturas de traducción e interpretación de la carrera y, posteriormente, enfrentarme al mundo laboral y desenvolverme cómodamente en mi lengua de trabajo.

¿Por qué decidiste elegir Portsmouth como tu destino Erasmus?

Desde el principio tenía muy claro que quería irme a una ciudad en el Reino Unido. Londres, Liverpool o Edimburgo son destinos muy atractivos para todos los que amamos el mundo anglosajón, sin embargo, son emplazamientos poco prácticos para los estudiantes, principalmente debido al factor económico y al hecho de que son zonas que acogen muchos extranjeros, lo que limita la posibilidad de practicar el idioma o de hacerlo con nativos. Tras barajar distintas opciones, me decanté por Portsmouth por su tamaño y precio asequibles, por ser una ciudad costera y cercana a la capital y por la gran oferta de asignaturas compatibles con mis estudios en mi universidad de origen, sobre todo, por la existencia de asignaturas de árabe y cultura árabe, algo poco común en los destinos Erasmus.

¿Qué fue lo primero que te llamó la atención de la ciudad cuando llegaste?

Probablemente, lo primero que me llamó la atención fue la gran acogida por parte de las instituciones académicas de la Universidad de Portsmouth. Te lo facilitan todo desde el principio en todos los sentidos; asistencia médica, cuenta bancaria, información sobre los servicios disponibles, transporte universitario gratuito, instalaciones, etc.

Poco tiempo después, hubo otras cosas llamaron mi atención, como la tranquilidad que el mar proporcionaba a la ciudad, la cercanía de la gente, la diversidad de las actividades para realizar, la frenética vida universitaria y la buena comunicación con otras ciudades del país.

¿Te resultó difícil encontrar casa? Háblanos del barrio en el que vives.

Yo comencé a buscar casa con otros dos compañeros de mi facultad un mes antes de irnos. Buscamos en varias webs y en una página de Facebook de la Universidad de Portsmouth encontramos una chica francesa que tenía varias casas vistas y buscaba tres inquilinos más para compartir gastos. Así que ella se encargó de buscarla, nos iba enviando fotos y explicándonos las características y nos decidimos por una en la zona norte del barrio de Southsea, cerca de la estación de Fratton. Lo más engorroso fueron los trámites del contrato con la inmobiliaria; nos pedían todo tipo de documentación y un aval, por supuesto. La burocracia fue lo que más tiempo nos llevó.

Mi barrio estaba compuesto por casas adosadas principalmente, donde residían familias y otros estudiantes, de hecho, en nuestra misma calle y a una manzana de allí, podíamos encontrar más de 6 o 7 compañeros de la facultad. También estaba provisto de servicios, supermercados y comercios y, en nuestro caso concreto, estábamos a 3 minutos caminando de la parada de bus universitario, gratuito para los estudiantes. El mar, la zona de ocio y el Sea Common quedaban a unos 10 minutos a pie también.

¿Vivir en Portsmouth es caro?

Lo primero que tenemos que pensar es que vivir en Inglaterra es caro, sea donde sea. Sin perder de vista esto, vivir en Portsmouth no es tan caro como vivir en otras ciudades. Creo que es una ciudad bastante asequible y conveniente para los estudiantes.

Ana, estudiante Erasmus de la Universidad de Granada.

¿Cómo es un día normal en la vida del estudiante Erasmus en Portsmouth?

¡Esta pregunta me produce mucha nostalgia! Un día normal podían incluir unas 4 horas de clase por la mañana o por la tarde. Un café en casa y dos horas en la Orquesta de la Universidad a la que me apunté o en cualquier otra social de la que uno fuera socio.

Por la noche el plan era casi siempre salir, ya fuese a una discoteca, pub o, muy frecuentemente, a una houseparty. Daba igual que lloviera o hiciese viento, siempre se salía, si no, convocabas la fiesta en tu casa o en la del vecino y ¡listo!

¿Qué nos puedes contar de tu experiencia en la Universidad de Portsmouth?

La Universidad de Portsmouth funciona muy bien. Está muy acostumbrada a recibir estudiantes extranjeros y todo son facilidades. La administración, el servicio de copistería, la biblioteca o el sistema de entrega de trabajos eran algunas cosas que funcionaban especialmente bien. Las instalaciones están provistas de numerosos recursos tecnológicos y documentales de fácil acceso para los estudiantes de la Universidad. Sin embargo, ese fácil acceso estaba muy restringido a los usuarios universitarios.

Las clases era muy dinámicas y, en comparación con el número de horas en Granada, cortas. El nivel de exigencia en comparación con Granada era inferior y la intensidad de las clases era más baja también. Incluso en asignaturas de cursos superiores e integradas únicamente por estudiantes nativos me encontré cómoda y, si tuve alguna duda o dificultad concreta, el personal docente me la resolvió amablemente.

¿Qué te parecen los programas sociales que organiza la universidad y la Students’ Union? 

Este órgano de la Universidad se encargaba de gestionar el ocio y tiempo libre de los estudiantes y organizaban todo tipo de eventos y excursiones. Generalmente se organizaban noches temáticas; karaoke, Eurovisión, Mundial de Fútbol, etc. que se emitían en grandes pantallas. Algunas excursiones incluían viajes a otras ciudades o a pueblos de interés cultural o la asistencia a las ‘universiadas’ deportivas entre la Universidad de Southampton y la de Portsmouth. La Student’s Union era un punto de encuentro estupendo para hacer amigos e integrarse.

¿Podrías compartir una anécdota con nosotros?

Hay muchas anécdotas que contar sobre mi estancia en Portsmouth, pero, de esas que se pueden contar, destacaría el tour por Polonia que realicé con la Orquesta de la Universidad. Me integré tanto que me fui una semana con mis compañeros de la orquesta de gira por Polonia justo una semana antes de finalizar mi estancia Erasmus. Tengo que decir que mantengo el contacto con muchos de ellos, que he recibido felicitaciones postales en muchas ocasiones y que me han invitado a otros tours de otros años.

En tu opinión, ¿qué es lo mejor que tiene Portsmouth?

Lo mejor es la gente, la tranquilidad y la facilidad con la que uno llega a sentirse en casa estando tan lejos de esta. Para los estudiantes, lo tiene todo prácticamente.

¿Recomendarías Portsmouth como destino Erasmus a otros compañeros?

Por supuesto. Siempre que un estudiante me pide consejo lo hago y estuve asesorando a estudiantes en las jornadas de orientación de estancia en el extranjero que organizó mi facultad. Todos los que vuelven de su año Erasmus y han estado allí me lo agradecen.

¿Algo más que quieras comentar?

Aprovecho para saludar a todas las personas que hicieron que ese año fuese inolvidable para mí, espero que tengáis mucha suerte, que la suerte nos haga encontrarnos en algún momento y lugar inesperado y que seáis felices dondequiera que estéis.

¡Viva Pompey!

Españoles en Portsmouth: «Es una experiencia que te cambia para bien, pero sólo si dejas que lo que te rodea y la gente que te rodea cale en ti»

¡Hola, pompeynianos!

Por todos es sabido que la población residente en Reino Unido de origen español se encuentra en continuo crecimiento. En los datos arrojados por el censo de 2011 se estimaba que más de 77.000 españoles vivían en territorio británico, número que, sin duda, ha incrementado en los últimos años. Sin embargo, me sorprendió descubrir que menos de un 1 % de la población en Portsmouth era española, habiendo dejado constancia únicamente de 250 españoles registrados en el censo de la ciudad, dato que contrasta con el hecho de que podemos encontrar grupos en Facebook de españoles en Portsmouth que cuentan con más de 1.500 miembros. ¿Por qué hay aparentemente tan pocos españoles viviendo en Portsmouth? ¿Cómo son verdaderamente las condiciones laborales que ofrece la ciudad? ¿En qué sectores trabajan los españoles en la isla? Lamentablemente, no he podido encontrado respuesta a ninguna de estas dudas.

Por ello, cada cierto tiempo iré publicando entrevistas a españoles y miembros de la comunidad hispana que viven y trabajan en Portsmouth. Muchos me habéis comentado que estabais pensando en Portsmouth como posible destino para trabajar, por lo que espero que la experiencia de las personas a las que he entrevistado os puedan ser de ayuda. 🙂

Tal es el caso de Ester, natural de Canarias, que estuvo viviendo y trabajando en Pompey hasta hace muy poquito. Desde aquí aprovecho para agradecerle nuevamente a Ester el haber participado en esta entrevista y al resto os animo a contribuir con vuestra propia experiencia, ya sea como trabajadores o como estudiantes en Portsmouth. Si creéis que existe poca información acerca de las condiciones laborales en el país o en la ciudad, o simplemente queréis ayudar a todos aquellos que están interesados en volar hacia Pompey, no tenéis más que escribirme un correo electrónico.

Sin más dilación, os dejo con el testimonio de Ester. ¡Espero que os sea de utilidad!


¿Por qué elegiste Portsmouth?

Llegué a Portsmouth para hacer un Erasmus+, es decir, las prácticas de un ciclo de grado superior. Mientras hacía las prácticas pude darme cuenta de que Inglaterra, en general, es un país en el que es relativamente fácil encontrar trabajo.

¿Cómo te documentaste sobre la ciudad y los diferentes aspectos que serían importantes para tu vida allí?

Como ya dije, llegué haciendo prácticas, terminé las prácticas, me fui a Canarias, arreglé algo de papeleo y volví a Portsmouth dos semanas después, con la intención de quedarme. Estaba bastante perdida al principio, pero algunos de los amigos que había hecho en la ciudad me dieron consejos sobre cómo buscar alquileres y demás.

¿Cuáles fueron tus primeras impresiones al llegar a la ciudad?

No es la ciudad más bonita del mundo, pero yo me sentía como una niña con zapatos nuevos. Vivir y trabajar fuera de tu país, aunque sea solo por dos meses, te cambia en muchos sentidos y siempre ha de tomarse como una experiencia positiva.

¿Te costó encontrar trabajo?

Entré a trabajar al mismo hotel donde había hecho las prácticas, así que mi caso fue especialmente fácil, pero por experiencias posteriores sé que es fácil encontrar trabajo allí, especialmente en verano.

¿Qué te parecieron las condiciones laborales que te ofrecieron? ¿Cumplieron tus expectativas?

Es complicado definir esas condiciones como buenas o malas, porque dependen bastante de lo que tú necesites. Reconozco que yo llegué a trabajar hasta 18 horas seguidas en un día y hasta 74 en un semana (en la hostelería), pero me las pagaban todas y además te daban cierta libertad en el trabajo. Soy consciente de que en España ni me habrían pagado tanto, ni habría tenido tanta libertad, pero sí habría tenido más tiempo libre que allí, y eso se me hizo muy cuesta arriba en un cierto momento, darme cuenta de que no tenía tiempo para viajar o tener tiempo para mí.

Commercial Road en Portsmouth.

¿Y las condiciones de vida? ¿Te fue difícil encontrar casa y adaptarte a tu nueva vida allí?

Encontrar una casa que no sea por agencia inmobiliaria es difícil si no sabes moverte, pero con páginas como Gumtree tuve la suerte de encontrar habitaciones hasta que me pude alquilar mi propio piso. Como dije antes, yo trabajaba muchas horas, pero también cobraba suficiente como para no privarme de nada. En general, la calidad de vida, excepto por la sanidad, es bastante buena.

¿Cómo fue tu relación con tus compañeros de trabajo? ¿Eran todos británicos o de distintas nacionalidades?

Tenía compañeros de muchas nacionalidades: españoles, portugueses, búlgaros, checos, polacos, rumanos… y sí, algunos ingleses también, pero menos. El sector servicios está bastante copado por los inmigrantes, así que trabajaba con extranjeros en su mayoría. La verdad es que conocer a gente de culturas tan diferentes ha sido una lección de vida para mí.

¿Cómo influyó en ti el Brexit?

Yo tuve la mala suerte de vivir momentos algo desagradables a raíz de la radicalización que produjo en algunos sectores de la sociedad el Brexit. Pero en general, en mi día a día, tampoco se dejó sentir tanto que las cosas iban a cambiar. Al menos hasta que yo me fui a principios de año, no sé cómo será ahora.

¿Qué consejo le darías a todos los que están pensando en irse a Portsmouth a buscar trabajo?

Que no se queden trabajando en el primer sitio que encuentren, sino que aprovechen que es fácil encontrar trabajo para cambiar cada cierto tiempo y abarcar más sectores y aprender más. Y que lo vivan con intensidad. Pase lo que pase, es una experiencia que te cambia para bien, pero sólo si dejas que lo que te rodea y la gente que te rodea cale en ti.

¿Querrías compartir alguna anécdota?

Ésta es complicada. Tengo muchos momentos, muchas cosas a las que me tenía que acostumbrar al principio (como que conducen por el lado contrario). O el hecho de no entenderles palabra porque el acento de Portsmouth es muy complicado. Pero no sabría decirte un hecho concreto.

En definitiva, ¿recomendarías Portsmouth como ciudad para vivir y trabajar?

Sí, es una ciudad pequeña, manejable y tranquila, perfecta para vivir una temporada.

 

Testimonios Erasmus: «No sé si yo lo elegí o si Portsmouth me eligió a mí»

¡Hola, Pompeynianos!

Seguimos con la sección de entrevistas. Hoy es el turno de Trini, una excelente persona con la que tuve la suerte de compartir parte de mi experiencia Erasmus y que ha accedido a compartir la suya propia en esta entrada.

Recordad que si queréis participar en esta sección, solo tenéis que poneros en contacto conmigo por correo electrónico o a través de nuestra página en Facebook. 🙂

Cuéntanos un poco acerca de ti

Acabo de graduarme en Traducción e Interpretación en la Universidad de Granada, mi ciudad y en el curso 2013/2014, en mi segundo año, fui a Portsmouth.

¿Por qué decidiste elegir Portsmouth como tu destino Erasmus?

No sé si yo lo elegí o si Portsmouth me eligió a mí. Con una amiga hice una lista de los destinos en los que nos convalidaban el mayor número asignaturas. Nuestra idea era irnos juntas y pusimos las mismas ciudades, pero no teníamos la misma puntuación y ella acabó en Irlanda. Dudábamos entre Portsmouth y otra ciudad más pero las fotos de la Spinnaker Tower y la idea de que había playa (¡Qué ilusas!) nos hizo ponerla primero.

¿Qué fue lo primero que te llamó la atención de la ciudad cuando llegaste?

Lo que más me llamó la atención fueron los contrastes. Southsea y Fratton tienen las típicas casas británicas de ladrillo marrón, Gunwharf es una zona nueva y muy moderna de compras, en el centro hay varios museos y después al este de la ciudad hay zonas de marismas y senderos para excursiones.

¿Te resultó difícil encontrar casa? Háblanos del barrio en el que vives.

Yo vivía como casi todo el mundo en la zona de Fratton. La verdad es que en un principio solicité una plaza en las residencias pero no me dieron ninguna, así que tuve que ponerme a buscar a mediados de julio. Me sirvió de mucha ayuda el banco de pisos y casa que ofrece la universidad. Allí, fui mirando las que más me gustaban y escribiéndole correos a los landlords. En poco tiempo me habían respondido muchos y tenía varios entre los que elegir. Me decidí por una en Vernon Avenue, una calle tranquila frente a un parque y cerca de una de las últimas paradas del bus de la uni.

¿Vivir en Portsmouth es caro?

Vivir en el Reino Unido es caro en general. Sólo con pagar el alojamiento es fácil gastar más de 300 libras al mes, eso sin contar los meses de invierno cuando llega la factura del gas. Sin embargo, hay maneras de ahorrar. Todos nos damos cuenta muy pronto de que el Lidl es el supermercado más barato y en el que encontrarás cosas más parecidas a las españolas y mediterráneas en general (buena suerte con el tomate frito). También el mercado semanal de jueves a domingo te permitía comprar toda la fruta y verdura que te haría falta durante la semana por menos de la mitad de lo que cuesta en el supermercado.

¿Cómo es un día normal en la vida del estudiante Erasmus en Portsmouth?

Eso es lo mejor, no hay un día normal. En España acabas un poco harto de ir un montón de horas a clase para mirar un powerpoint. En Portsmouth, esas horas son muchas menos y hay más trabajo autónomo. Además el horario para un Erasmus no suele ser continuo y puede que un día tengas clase a las 10 y luego a las 3. En un principio parece horrible, pero en ese tiempo hay muchísimas actividades que puedes hacer como ir al gimnasio o puedes hacer los trabajos con lo que al terminar el día no tienes que seguir trabajando.

Trini, estudiante de Traducción e Interpretación en Portsmouth.

Trini, estudiante de Traducción e Interpretación en Portsmouth.

¿Qué nos puedes contar de tu experiencia en la Universidad de Portsmouth?

Lo que más me gustó de la Universidad de Portsmouth es que está mucho más orientada hacia el alumnado que otras: hay un grupo al que puedes acudir si necesitas ayuda con tus assessments, hay cursos de refuerzo de inglés, la biblioteca está abierta durante muchas más horas, se organizan muchas actividades, no tienes que hacer colas en la fotocopiadora…

Además hay asignaturas diferentes, con lo que pude elegir una muy curiosa que analizaba palabras del inglés (incluidos los insultos).

¿Qué te parecen los programas sociales que organiza la universidad y la Students’ Union? 

Participé en unas cuantas como una clase de salsa, la Freshers’ Fair (en ella me dieron tantas cosas que aún hoy encuentro bolis por casa que no he utilizado) y las excursiones. Todas ellas están muy bien organizadas y me encantaba que no sólo estuviesen bien de precio, sino que en algunas, como las excursiones, pudieses ir a tu aire, con lo que un grupo de amigos podéis ir a un montón de ciudades por mucho menos de lo que cuesta el tren y sin necesidad de ir siempre con el grupo.

¿Podrías compartir una anécdota con nosotros?

Por Navidad, antes de volver a casa, algunos españoles quisimos hacer una cena. Costó ponerse de acuerdo pero para cuando nos decidimos por un restaurante indio ya no sólo éramos un grupo de españoles, sino que habíamos invitado a muchos otros Erasmus y llenamos casi todo el local. Lo mejor fue ver cómo las chicas que lo organizaban tenían que explicar en varios idiomas cómo íbamos a pagar.

En tu opinión, ¿qué es lo mejor que tiene Portsmouth?

Diría que Scoops (la heladería), pero lo cierto es que es la universidad. La Students’ Union crea un buen ambiente con sus actividades y es muy fácil integrarse. También la situación es genial para visitar otras ciudades y puedes ir y volver a Londres en el día.

¿Recomendarías Portsmouth como destino Erasmus a otros compañeros?

Sin lugar a dudas. La ciudad tiene de todo y la universidad crea muy buen ambiente para todos los estudiantes nuevos.

¿Algo más que quieras comentar?

Si puedes elegir, coge una casa cerca de las paradas del autobús universitario. Agradecerás no llegar empapado lo días de lluvia, ya que el paraguas es inútil.

Testimonios Erasmus: «Siempre recordaré Portsmouth con mucho cariño y por supuesto, cada momento y persona con la que la compartí»

 ¡Hola, Pompeynianos!

Como cada mes, estrenamos una nueva entrevista en nuestra sección de Testimonios Erasmus. Esta vez es el turno de María, una de las siete estudiantes de la Universidad de Málaga que decidimos poner rumbo a Portsmouth como destino Erasmus hace tres años. ¡No os perdáis lo que tiene que contaros! 😛

Os recuerdo que si queréis participar en esta sección solo tenéis que poneros en contacto conmigo por correo electrónico o a través de nuestra página en Facebook y mandarme vuestras respuestas a estas preguntas junto a una foto vuestra en Portsmouth. ¡Así de fácil!

Cuéntanos un poco acerca de ti

¡Hola! Me llamo María, soy de Benalmádena y he estudiado Traducción e Interpretación (inglés- francés- italiano) en la Universidad de Málaga.

¿Por qué decidiste elegir Portsmouth como tu destino Erasmus?

La verdad es que no era mi primera opción ni mucho menos. Yo siempre quise irme al sur de Inglaterra, pero tenía en mente la ciudad de Bath, a la cual ya fui hace unos años con una beca y me encantó, sin embargo, cuando llegó mi turno tuve que decidir entre Portsmouth y Leeds y teniendo en cuenta que en Portsmouth  haría más calorcito porque está en el sur y que te daban muchas más opciones de convalidación, decidí finalmente pasar allí mi año Erasmus.

¿Qué fue lo primero que te llamó la atención de la ciudad cuando llegaste?

Lo llana que era la ciudad y los grandes parques verdes llenos de ardillitas. También me llamó mucho la atención la zona del puerto, con muchos barcos y con la playa “falsa” como yo la llamo, jajaja, ya que no te puedes bañar porque está helada y en vez de arena, tiene piedrecitas. Aun así, tener playa te hace sentirte más en casa, el olor del mar y poder pasear por el puerto eran puntos positivos que tenía Portsmouth.

¿Te resultó difícil encontrar casa? Háblanos del barrio en el que vives.

La verdad es que sí. Era la primera vez que me iba a vivir fuera de casa, nunca había elegido una casa y menos por Internet. Tuve mucha suerte, porque no tenía que elegirla yo sola, ya que me fui con una amiga de la Universidady decidimos vivir juntas, por lo que todas las decisiones las tomábamos entre las dos.  Al final la casa la encontramos a través de Facebook.

Recomendación: no alquiléis casas por fotos, lo mejor es ir allí, dormir varios días en un hostal y visitar la casa tú mismo o pedir un Skype de modo que veas cómo está la casa en ese momento.

¿Vivir en Portsmouth es caro?

Comparado con España sí. Se nota muchísimo en la carne y en las verduras por ejemplo. Lo más caro era el alojamiento, pagábamos cada uno un buen dinero.

Cuando llevas un tiempo allí descubres truquillos para ahorrar, por ejemplo, en los supermercados tienen una sección de productos que están más baratos y siempre puedes encontrar algo para prepararte una comidita rica.

¿Cómo es un día normal en la vida del estudiante Erasmus en Portsmouth?

Depende del día, pero en general teníamos muy pocas horas a la semana si comparamos con la Universidadde Málaga. A veces teníamos huecos entre clase y clase y aprovechábamos para comer juntas por ahí o para dar un paseo por el parque que había al lado de la universidad. También pasábamos tiempo en la cafetería hablando o en los ordenadores realizando tareas.

María, estudiante de Traducción e Interpretación en Portsmouth.

María, estudiante de Traducción e Interpretación en Portsmouth.

Los fines de semana aprovechábamos para viajar al máximo, compramos un pack de viajes de la Union de Portsmouth y cada fin de semana teníamos una ciudad diferente que visitar.

Cuando no teníamos viajes organizados aprovechábamos para hacer planes en Portsmouth: picnic en un parque, ir a hacer vela, ir a alguna actividad de la Union… En Portsmouth siempre había algún plan que hacer.

Éramos 7 chicas que veníamos de Málaga; hicimos una piña muy guay, siempre estábamos juntas desde un principio y después ya empezamos a conocer a franceses, italianos, etc. Hicimos un gran grupo con el que compartimos miles de momentos especiales.

¿Qué nos puedes contar de tu experiencia en la Universidad de Portsmouth?

La Universidad es super bonita, un edificio antiguo clásico con una fachada increíble.

Respecto a las clases, las encontraba muy interesantes. Teníamos clases de Traducción y también de Interpretación. Además de las asignaturas base de nuestra carrera, también elegimos asignaturas como Forensic Linguistics o English Words and Phrases, en las que tuvimos que aplicarnos un poco más.

Mi asignatura favorita era la de francés, con profesores nativos y la asignatura dividida en gramática y expresión oral. Aprendí muchísimo francés y también practicamos mucho la traducción inglés-francés.

¿Qué te parecen los programas sociales que organiza la Universidad y la Students’ Union? 

Las Universidades inglesas tienen una gran labor de organización de actividades. Había actividades todas las semanas, desde talleres para hacer calabazas en Halloween a reuniones para conocer nuevos estudiantes. Tienen un programa muy activo y hacen que los estudiantes estén integrados en todo momento.

También realicé muchos viajes con la Union. Además, la Union tenía su propio lugar de reuniones, donde íbamos a tomarnos algo o en ocasiones  especiales, a ver Eurovisión todos juntos, jaja, o a cantar en el karaoke. 🙂

¿Podrías compartir una anécdota con nosotros?

Vivir con un ratón (o varios, quién sabe) en mi habitación, que por cierto, era del tamaño de una caja de zapatos jaja

Algunas noches no podía dormir escuchándolo arañar la moqueta para hacer más agujeros. Me entraba de todo por el cuerpo y más pensando que podía subir por algún lado a mi cama. Intentamos de todo para matar a los ratones, pero tapar los agujeros no era efectivo porque los volvían a abrir y nuestro casero no hacía nada.

Finalmente, decidí ponerles trampas por todas partes, pero nuestro ratón era muy listo y aunque yo elegía muchos alimentos para él, no caía en la trampa.

Total, que yo le preparaba un buffet al ratoncito y él lo ignoraba y seguía paseándose por mi casa como si fuera uno más.

En tu opinión, ¿qué es lo mejor que tiene Portsmouth?

Que todo está relativamente cerca, tienes los centros comerciales, la playa, la Universidad en el centro de la ciudad, todo está a tiro de piedra.

¿Recomendarías Portsmouth como destino Erasmus a otros compañeros?

Sí, claro. La ciudad tiene mucho encanto, estarás en el sur, tendrás playa para pasear, parques para hacer picnics, miles de  actividades con la Union y también podrás visitar Londres cuando quieras, ya que no está lejos.

¿Algo más que quieras comentar?

Irse de Erasmus siempre es algo genial. Vivir en un sitio nuevo con mil cosas para explorar e ir conociendo gente a lo largo de tu aventura no tiene precio. Yo he tenido la suerte de dar con gente maravillosa y vivir una experiencia muy intensa llena de todo tipo de actividades. Siempre recordaré Portsmouth con mucho cariño y por supuesto, cada momento y persona con la que he compartido esta experiencia tan enriquecedora.

¡No dudéis en realizar un Erasmus! Me despido con estas grandes sonrisas. 🙂 😀

Testimonios Erasmus: «Lo que más me sorprendió al principio fue lo amable que era la gente»

¡Hola, Pompeynianos!

Como cada mes, volvemos con la sección de Testimonios Erasmus. En esta ocasión hablaremos con Marta, estudiante de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada con la que coincidí en Portsmouth hace tres años. Espero que su experiencia os sea de utilidad y no olvidéis que podéis participar en esta sección si me enviáis vuestras respuestas a estas preguntas y una foto vuestra en Portsmouth por correo electrónico o a través de la página en Facebook de este blog. 🙂

Cuéntanos un poco acerca de ti

Soy de Guadix, un pueblo de Granada, y el curso pasado me gradué en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada.

¿Por qué decidiste elegir Portsmouth como tu destino Erasmus?

Decidí elegir Portsmouth como mi primera opción porque era una de las pocas ciudades en la que podría convalidar prácticamente todas las asignaturas del segundo curso que era el que iba a cursar de Erasmus y era lo que más me interesaba. Aparte de eso la verdad es que no investigué mucho más acerca de la ciudad hasta que no me la dieron como destino.

¿Qué fue lo primero que te llamó la atención de la ciudad cuando llegaste?

Lo que más me sorprendió fue que justo al bajarnos del tren y salir de la estación un señor mayor pasó junto a mi amiga y a mí y nos gritó: Welcome to Portsmouth! Jajaja esa fue nuestra bienvenida a esta ciudad. Ya hablando más en serio, lo que más me sorprendió al principio fue lo amable que era la gente, ya que muchas veces íbamos por la calle perdidas y la gente se nos acercaba y nos preguntaba si necesitábamos ayuda (imaginaos la cara de perdidas que llevamos).

¿Te resultó difícil encontrar casa? Háblanos del barrio en el que vives.

Lo cierto es que no fue muy difícil ya que, aunque no nos cogieron en ninguna residencia, a través de una página de la universidad y de unos cuentos e-mails al final encontramos casa. Vivíamos en Trevor Road, una calle paralela a Albert Road llena de estudiantes y también de algunas familias.

Albert Road, en Portsmouth. Foto cortesía de The Daily Street.

Albert Road, en Portsmouth. Foto cortesía de The Daily Street.

¿Vivir en Portsmouth es caro?

Incluso antes de llegar ya sabes que va a ser caro, por lo menos más que en España, por el simple hecho de que hay que cambiar de moneda. Sin embargo, una vez allí y recorriendo varios supermercados para saber cual es más barato y saber qué comprar, no resulta excesivamente caro, aunque hay que saber administrarse, jaja.

¿Cómo es un día normal en la vida del estudiante Erasmus en Portsmouth?

Mi día consistía en ir a clase por la mañana o por la tarde y después, dependiendo del tiempo, cuando hacía sol salíamos a explorar la ciudad o a tomar una cerveza en algún pub, y los días de lluvia nos quedábamos en casa viendo alguna película o pasando el rato con amigos.

¿Qué nos puedes contar de tu experiencia en la Universidad de Portsmouth?

La verdad es que mi experiencia en la Universidad fue muy buena tanto con el personal de administración como con los profesores. En cuanto al personal administrativo, al principio tuvimos muuuchos problemas con el horario y las asignaturas, y todos nos ayudaron muchísimo para poder solucionarlo y además eran muy amables. Y en cuanto a los profesores, algunos eran muy graciosos y nos reíamos un montón en clase con ellos y otros eran súper amables y simpáticos.

¿Qué te parecen los programas sociales que organiza la universidad y la Students’ Union? 

La verdad es me gustó mucho, aunque no fuimos a ninguna excursión de las que organizaban, sí que íbamos a veces al International Café o a la Students’ Union y siempre estaba llena de gente pasándoselo bien.

¿Podrías compartir una anécdota con nosotros?

Podría compartir no una sino muchísimas anécdotas porque nos pasó de todo estando allí, desde lo que os he contado antes de que nada más llegar ese señor nos diera la bienvenida, hasta acabar una noche en casa de unos vecinos rumanos que no conocíamos celebrando un cumpleaños o que se presentara nuestro casero con botellas de vino de España para regalárnoslas, jajaja.

En tu opinión, ¿qué es lo mejor que tiene Portsmouth?

Yo diría que tanto el ambiente que hay porque hay muchos estudiantes y gente joven, como la ciudad en sí porque tiene de todo lo necesario para vivir.

¿Recomendarías Portsmouth como destino Erasmus a otros compañeros?

Por supuesto que sí, no dudaría ni un segundo en recomendar Portsmouth como destino Erasmus.

Testimonios Erasmus: «Animo a cualquier persona que tenga Portsmouth entre sus opciones que la baraje con especial atención»

¡Hola, Pompeynianos!

Como ya es usual, esta semana toca entrevista. La entrada de hoy se centrará en la experiencia de Ana, estudiante de Traducción e Interpretación de la Universidad de Málaga que pasó su año Erasmus en Portsmouth hace dos años. Si queréis participar en esta sección podéis enviarme un correo electrónico con vuestras respuestas a estas preguntas y una foto vuestra en Portsmouth, o bien contactar conmigo a través de la página en Facebook de este blog. 🙂 ¡Disfrutad de la entrevista!

Cuéntanos un poco acerca de ti

Tengo 22 años, soy malagueña y acabo de terminar el Grado de Traducción e Interpretación (inglés-francés) por la Universidad de Málaga. Elegí este grado por mi interés por los idiomas y las culturas de otros países, especialmente, los sajones. Mi decisión de irme de erasmus estuvo motivada por estas inclinaciones y porque al tratarse de una carrera donde las herramientas de y trabajos son lenguas extranjeras, se convertía en algo necesario.

¿Por qué decidiste elegir Portsmouth como tu destino Erasmus?

Decidí irme a Portsmouth después de barajar muchas opciones. Pero, en definitiva, lo que me convenció fue el clima de la ciudad (muy universitario), la facilidad para la convalidación de asignaturas y que, por lo demás, es una ciudad tranquila y bien comunicada.

¿Qué fue lo primero que te llamó la atención de la ciudad cuando llegaste?

Siempre me ha encantado dar paseos por el Pier y la zona costera de Southsea. En Málaga tenemos otro tipo de playas, más arenosas, sin embargo, aquí descubres que los rocosos acantilados y la gravilla tiene su encanto con la brisa marina.

Las explanadas tan verdes de esa zona y algún parquecito con lago también son dignos de ser destacados.

¿Te resultó difícil encontrar casa? Háblanos del barrio en el que vives.

En mi caso no fue complicado, además de que hay bastantes ofertas para estudiantes, la amiga de una compañera que había vivido allí el curso anterior nos cedió su alquiler para el curso siguiente, por lo que fue bastante sencillo.

¿Vivir en Portsmouth es caro?

Vivir en Inglaterra es caro. Partiendo de esa base podemos decir que vivir en Portsmouth no es tan caro como en otras ciudades de este mismo país, es una ciudad asequible a mi modo de ver.

¿Cómo es un día normal en la vida del estudiante Erasmus en Portsmouth?

Bien, dependiendo de las asignaturas puedes tener clases por la mañana o por la tarde, en mi caso solían ser por la tarde. De modo que por las mañanas aprovechaba para estudiar, hacer deporte o incluso voluntariado con la Students’ Union.

Casi todos los días hay algo que hacer por la noche, fiestas en las discotecas, alguna que organicen grupos de universitarios en casas o algún quiz en ciertos pubs. Si no apetece ninguno de estos planes siempre está Albert Road, una calle llena de pubs para disfrutar la happy hour.

¿Qué nos puedes contar de tu experiencia en la Universidad de Portsmouth?

No puedo decir nada malo de la Universidad de Portsmouth. Las clases son bastante prácticas, su duración varía en función del tipo de materias, insisto en que son muy dinámicas y tiene profesores excelentes.

Su biblioteca fue algo que me asombró. Tiene una gran cantidad de recursos tecnológicos y unas instalaciones muy amplias y modernas. Esto también es extensible al resto de edificios pertenecientes a la universidad, que su aspecto exterior no os engañe.

Ana, estudiante de Traducción e Interpretación en Portsmouth.

Ana, estudiante de Traducción e Interpretación en Portsmouth.

¿Qué te parecen los programas sociales que organiza la universidad y la Students’ Union? 

La organización Students’ Union realiza una labor estupenda con todos los eventos y excursiones que organiza. Es una gran oportunidad de integración en la cultura, en el ambiente y entre los estudiantes. Además de que es la ocasión perfecta para practicar hablando mucho.

Algunos días serán karaokes, otros, excursiones (por ejemplo, en Navidad a pueblos con encanto donde ponen mercadillos).

¿Podrías compartir una anécdota con nosotros?

Más que una anécdota fue algo que me encantó. El 5 de noviembre se conmemora la Bonfire Night, si no sabes sobre la historia de esa noche vale la pena informarse un poco y asistir a los fuegos artificiales que son espectaculares.

En esa noche también hay conciertos y se monta una especie de feria para amenizar a todo el que asista.

En tu opinión, ¿qué es lo mejor que tiene Portsmouth?

En mi opinión el ambiente y su gente, al tratarse de una ciudad costera y del sur la gente es muy abierta y amable, también el hecho de tratarse de una ciudad universitaria hace que la mayoría de la oferta esté dirigida a un púbico estudiantil, lo que la vuelve más asequible y dinámica a la vez, ya que hay más movimiento y eventos.

¿Recomendarías Portsmouth como destino Erasmus a otros compañeros?

Sin dudarlo, es más, lo he hecho. Le animo a cualquier persona que tenga Portsmouth entre sus opciones que la baraje con especial atención, podría sorprenderse y, por seguro, disfrutará.

¿Algo más que quieras comentar?

Pues destacaría la buena comunicación, aunque lo he mencionado antes. Es un lugar con buena localización y en poco tiempo, ya sea en autobús o en tren, te plantas en la capital, lugar de principal interés turístico en este país y que seguro quieren visitar más de una vez. Además, a la hora de coger vuelo salen muy beneficiados, tanto si es para volver a tierras españolas como si es para explorar otros países, que ya que se va de erasmus, no está mal aprovechar alguna oportunidad.

Testimonios Erasmus: «Después de todo lo vivido volvería a elegir Portsmouth y la pondría en primer lugar, sin duda»

¡Hola, Pompeynianos!

Seguimos con la sección de Testimonios Erasmus. 🙂 Esta vez hablamos con Lidia, estudiante de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada con la que tuve el gran placer de compartir destino Erasmus hace ya tres años. ¡No os perdáis lo que tiene que contaros!

Os recuerdo que si habéis vivido o estáis viviendo en la actualidad en Portsmouth y queréis participar en esta sección, no tenéis más que enviarme un correo electrónico con vuestras respuestas a estas preguntas y una foto en Portsmouth. 😛 ¡Ahora sí que sí, os dejo con la entrevista de Lidia!

Cuéntanos un poco acerca de ti

Soy de un pueblecito de la provincia de Almería (Cantoria) y estoy graduada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada.

¿Por qué decidiste elegir Portsmouth como tu destino Erasmus?

La verdad es que era mi tercera opción cuando solicité los destinos Erasmus, por tanto no fue la ciudad que elegí para pasar el año, pero después de todo lo vivido la volvería a elegir y la pondría en primer lugar, sin duda.

¿Qué fue lo primero que te llamó la atención de la ciudad cuando llegaste?

Lo primero que me llamó la atención fueron las típicas casitas y calles que hemos visto siempre en las pelis y que ahora las veía ante mis ojos. ¡Muy cuquis! Junto con la playa, tan diferente a las playas de Almería, claro, pero que creo que le da mucha mucha vida a la ciudad (puedes ir a pasear, a tomar algo, a despejarte, a hacer deporte…).

¿Te resultó difícil encontrar casa? Háblanos del barrio en el que vives.

No me resultó nada difícil, la encontramos a través de una página de la universidad. Vivía en una callecita paralela a Albert Road, en Southsea.

¿Vivir en Portsmouth es caro?

Bueno, la verdad es que en comparación con España, la mayoría de las cosas son más caras ya por el simple hecho del cambio de moneda, pero se pueden encontrar productos en los supermercados baratos y de buena calidad. Hay que saber comprar y probar varios super para saber bien qué elegir o cuál te conviene más. Para salir de fiesta sí es una ciudad cara, el alcohol, las discotecas, pubs… son caras pero creo que entra dentro de las expectativas que tenemos antes de ir. Aún así no hay por qué preocuparse, yo salía muchísimo y al final te vas adaptando.

Lidia, estudiante de Traducción e Interpretación en Portsmouth.

Lidia, estudiante de Traducción e Interpretación en Portsmouth.

¿Cómo es un día normal en la vida del estudiante Erasmus en Portsmouth?

Un día normal, al menos lo era el mío, es poquitas horas de clase al día, ya sea de mañana o de tarde, mucho viento, lluvia casi todos los días, pero que todo se alegra con una buena reunión de amigos en cualquier casa de Portsmouth, viendo películas en casa con esa lluvia que a los españoles nos suele apalancar a veces o bien aprovechando para hacer los laaaaaaargos essays que mandan de la universidad. ¡Y si sale un poquito el sol, a la terraza a tomar el sol en tirantes y a tomarse una cervecita (Foster, muy recomendada por mí) en cualquier pub o en tu misma terraza, vaya!

¿Qué nos puedes contar de tu experiencia en la Universidad de Portsmouth?

En la Universidad la verdad es que me trataron de lujo. Súper atentos, te solucionaban todos tus problemas en un momento (sin tanto mareo como a veces pasa aquí) y siempre educados. Los profesores muy amables y divertidos, al menos los que me tocaron a mí jajajaja ¡Que no se suela pensar que los ingleses son serios!

¿Qué te parecen los programas sociales que organiza la universidad y la Students’ Union? 

Me encantó, la verdad, de vez en cuando pasábamos por allí para tomar algo o a algún evento una tarde cualquiera y siempre, siempre estaba llena. Todos los universitarios se reunían allí y mientras charlaban conocían gente y lo pasaban bastante bien.

¿Podrías compartir una anécdota con nosotros?

¿Anécdotas? Puffff… creo que son incalculables la verdad jajaja he vivido situaciones de todo tipo y no había día que no llorara pero de la risa (¡y no exagero, eh!). Creo que la primera anécdota que se me viene a la cabeza fue que cuando por fin nos bajamos del tren en la estación de Southsea habiendo salido desde Gatwick Airport, fue que nada más salir por la puerta de la estación un hombre muy gracioso nos gritó en la cara: WELCOME TO PORTSMOUTH! Jajajaja Así, por la cara. Así que todo empezó bien desde el primer momento.

En tu opinión, ¿qué es lo mejor que tiene Portsmouth?

La vida que tiene, mucha gente joven, mucho ambiente. Y de la ciudad en sí, lo cuqui que es. Chiquitita, pero tiene absolutamente de todo.

¿Recomendarías Portsmouth como destino Erasmus a otros compañeros?

Indudablemente: ¡SIIIIIIIIIII!

 

Testimonios Erasmus: «No me podía imaginar que existiesen sitios así, y menos en una ciudad pequeñita como Portsmouth»

¡Hola, pompeynianos!

Recuperamos la sección de Testimonios Erasmus ahora que empieza el nuevo curso y, con él, surgen dudas en cuanto a la ciudad que queréis escoger como destino de intercambio.

En esta entrada hablamos con Lorena, con la cual tuve la suerte de compartir mi estancia en Portsmouth hace ya tres años. ¡Espero que os guste!

Cuéntanos un poco acerca de ti

¡Buenas! Me llamo Lorena y estudié Traducción e Interpretación de inglés y alemán en la Universidad de Málaga, aunque soy de Fuengirola. El tercer año de carrera (allá por el 2013/2014, si no recuerdo mal) me fui de Erasmus a Portsmouth.

¿Por qué decidiste elegir Portsmouth como tu destino Erasmus?

Lo cierto es que no es una historia muy bonita. Estaba en la charla de orientación en la que eliges destino y yo ya tenía muy, muy claro que me quería ir a Polonia (en UK había estado ya varias veces y me apetecía probar algo nuevo). Sin embargo, cuando me llegó el turno, fue todo un caos. Los orientadores me desorientaron y acabaron desestimando todas mis opciones de ir a cualquier destino por Europa del Este (ahí no, que no te van a convalidar; ahí tampoco, que es muy caro; ahí menos, que el nombre es muy largo y me va a costar borrarlo de la pizarra…). Total, que me dieron dos destinos a elegir: Portsmouth y creo que Leeds, que eran las mejores opciones para convalidar con traducción. Yo googleé en un momento el nombre del primero, ya que me sonaba mucho a Bournemouth (y a mí esa ciudad me fascina), vi que estaba en el sur y les dije: «Ok, eso mismo».

¿Qué fue lo primero que te llamó la atención de la ciudad cuando llegaste?

En principio me resultó muy parecida a cualquier otra ciudad británica, aunque es cierto que en Portsmouth eso del ambiente gris está más presente que en otros lados. Ya no solo en el cielo, todos los mares los ves grises también. Y es curioso, porque, camines hacia donde camines, acabarás en una costa.

Pero la verdad es que lo que más me llamó la atención fue la universidad. Concretamente, la biblioteca y la Students’ Union. Viniendo de Málaga no me podía imaginar que existiesen sitios así, y menos en una ciudad pequeñita como Portsmouth.

14113859_1051779008210404_786414827_o

Lorena, estudiante de Traducción e Interpretación en Portsmouth.

¿Te resultó difícil encontrar casa? Háblanos del barrio en el que vives.

No mucho. A mí me gusta buscarme las cosas por mi cuenta y encontré muchas opciones. Al final me quedé con la que más me gustaba y la que tenía mejor precio. Estaba por Southsea, a unos 45 minutos andando hasta la universidad.

¿Vivir en Portsmouth es caro?

Como en cualquier otra ciudad de Reino Unido, la verdad. Si te pones a mirar al cambio cuánto te sale, yo pagaba cerca de 400 € por una habitación en una casa compartida con otras cuatro personas más (luz, agua y wifi incluidos). Y la comida depende de dónde la compres. Yo solía bajarme un par de paradas antes de la mía, justo delante del Lidl (como la mayoría de todos los estudiantes), y allí hacía mis compras y cogía el siguiente autobús, de nuevo hacia mi casa. Así que no, no había tanta diferencia con comprar en un Lidl de aquí, sinceramente.

¿Cómo es un día normal en la vida del estudiante Erasmus en Portsmouth?

Depende del día. Al tener muchas asignaturas sueltas de distintos cursos, los horarios no cuadraban precisamente bien. A lo mejor un día tenía que estar a las doce y luego la siguiente clase no la tenía hasta por la tarde. Así que, si tenía suerte, me iba después de comer, echaba en la universidad tres horitas y me volvía para casa (después de vagar un ratito por el centro). Si no, o me tenía que llevar un tupper con el almuerzo o ir a casa rápidamente, comer y volver.

¿Qué nos puedes contar de tu experiencia en la Universidad de Portsmouth?

Fue bastante buena. Las clases son pequeñas (de unas quince personas máximo, a no ser que sean lectures) y los profesores muy amigables. No es material difícil y hay pocos exámenes. Casi todos son trabajos de X palabras que tienes que entregar en febrero o en junio. Pero, por lo general, se portan bastante bien con los alumnos extranjeros. Hay mucha variedad, de hecho. Y, si nos ponemos a comparar instalaciones, España no tiene nada que hacer.

¿Qué te parecen los programas sociales que organiza la universidad y la Students’ Union? 

Son increíbles. A mí lo que más me fascinó fue la cantidad de clubs a la que te puedes apuntar. Hay una lista como de 50 o más actividades. Recuerdo que, antes de empezar la uni, hubo una feria de varios días en la que cada club tenía un puestecillo y buscaba atraer gente. Yo empecé a ir a uno de escritura que acabé dejando por eso de no estar todo el día yendo y viniendo, pero había una barbaridad de deportes y actividades sociales a las que te podías apuntar. Recuerdo que, cuando iba al de escritura, siempre oía al coro en la habitación de al lado (antes de entrar, claro), y me entraba el gusanillo, porque solían interpretar canciones modernas de Fun y otros artistas que, cantadas a coro, te ponían los pelos de punta.

Evento de final de año organizado por la Students' Union.

Evento de final de año organizado por la Students’ Union.

Aunque, sin duda, el mejor evento fue el de final de curso. Llenaron el parque de atracciones de niños chicos para adultos y era completamente gratuito. Creo que fue el día en el que mejor me lo pasé del año.

¿Podrías compartir una anécdota con nosotros?

Bueno, aún no he hablado del pedacito de corazón que me dejé en Portsmouth.  Me gusta tocar algunos instrumentos de cuerda, así que el primer día de mi estancia en Portsmouth salí en busca de un ukelele nuevo con el que pasar el resto del año. En la tienda me comentó el dependiente que había un grupo de gente que se hacía llamar los Pompey Pluckers que se reunía varias veces a la semana en distintos pubs para tocar el ukelele, y al día siguiente ya estaba yo en uno de esos encuentros.

Así fue como pasé el año reuniéndome todos los lunes (y algunos martes y jueves) con una entrañable manada de señores y señoras de más de sesenta en su mayoría que me llamaban best friend y a quienes les encantaba tocar y cantar de todo. De vez en cuando organizaban conciertos benéficos, y así entretenían sus noches de jubilados alegres y simpáticos. Quizá no venga mucho a cuento y sé que es una ñoñada, pero me gusta nombrar a mis instrumentos y a mi ukelele pompeyniano decidí ponerle Monday, para recordar que durante un año los lunes fueron mi día favorito de la semana.

En tu opinión, ¿qué es lo mejor que tiene Portsmouth?

No es que tenga algo especialmente bueno, sino de todo un poco. Tiene sus parques, sus edificios bonitos, sus actividades, no es una ciudad demasiado concurrida pero puedes conocer a mucha gente, tiene su encanto y la gente es muy abierta y amable. Es una ciudad universitaria y está cerca de Londres y de otros destinos que vas a poder visitar solo con un autobús o un barquito, y no hace demasiado frío. ¿Qué más se le puede pedir?

¿Recomendarías Portsmouth como destino Erasmus a otros compañeros?

¡Pues claro! Como ya he dicho justo arriba, tiene un poco de todo para ser un destino perfecto. Sobre todo si no te gustan las ciudades grandes. Hay que tener en cuenta que Portsmouth está muy orientada hacia la vida universitaria y eso hace la vida de un estudiante mucho más fácil. Y, si te flipan los ukeleles, es tu destino, sin duda.

Lorena y los Pompey Pluckers en Portsmouth.

Lorena y los Pompey Pluckers en Portsmouth.

¿Algo más que quieras comentar?

Es algo un poco tonto, pero seguramente os ahorrará dolores que yo no pude ahorrarme. Hay un autobús moradito de la universidad que cruza la ciudad horizontalmente y es gratis. Si acabas de llegar y no tienes carnet universitario, solo tienes que montarte y decírselo al conductor. No le importará dejarte entrar en absoluto.

Y eso es todo. ¡Que disfrutéis de la aventura!

Testimonios Erasmus: «Mi experiencia en Portsmouth me enriqueció no solo lingüísticamente, sino también como persona»

¡Hola, Pompeynianos!

Como cada semana, la entrada de hoy girará en torno a testimonios de estudiantes Erasmus en Portsmouth. Esta vez le toca a Inma, que vivió esta experiencia en la ciudad hace ya cinco años y, como todos los estudiantes que hemos tenido la gran suerte de vivir en Pompey, guarda muy buenos recuerdos de ella. ¡Espero que os sea de utilidad!

Os recuerdo que podéis participar en esta sección del blog si mandáis vuestros datos, fotos en la ciudad y respuestas a las preguntas aquí indicadas a nuestra dirección de correo electrónico o a través de nuestra página de Facebook. 🙂

Cuéntanos un poco acerca de ti

Me llamo Inma. Soy una cordobesa que estudió Traducción e Interpretación en la Universidad de Málaga y estuve en Portsmouth durante el curso académico 2011-2012.

¿Por qué decidiste elegir Portsmouth como tu destino Erasmus?

Desde el principio tenía claro que lo mío no son las grandes ciudades como podría ser Londres. De entre las diferentes ciudades que la Universidad de Málaga ofrecía como destino Erasmus, consideré que Portsmouth era la que mejor se adaptaba a mis necesidades. El hecho de que sea una ciudad marítima me hizo decantarme por Portsmouth como primera opción. Además,está situada relativamente cerca de Londres y eso facilita el tema de los vuelos a España y también la posibilidad de visitar la capital británica más frecuentemente. Pero lo que sobre todo condicionó que eligiera esa ciudad fue el hecho de que se imparten asignaturas relacionadas con la traducción y la interpretación, con lo cual la convalidación de asignaturas fue mucho más llevadera.

¿Qué fue lo primero que te llamó la atención de la ciudad cuando llegaste?

La tranquilidad de sus calles. Es como un pueblo grande. Pensaba que iba a ser mucho más concurrido pero no es así. En el campus y en otras calles más populares del centro sí que suele haber más gente durante el día, pero el resto resulta bastante tranquilo. Otroaspecto que me pareció muy peculiar fue el hecho de que el campus no solo alberga las facultades y otros edificios relacionados con la universidad, sino que también se encuentran diferentes establecimientos de ocio nocturno como pubs y discotecas. Es muy diferente cuando te encuentras en el campus a plena luz del día y cómo cambia conforme van pasando las horas. Hay algunos negocios que por el día están llenos de estudiantes que van a comer entre las horas de clase y por la noche se convierten en discotecas.

¿Te resultó difícil encontrar casa? Háblanos del barrio en el que vives.

En absoluto. La encontré a través de la página web de la universidad. Yo vivía a 15 minutos de la universidad. El barrio no era uno de los más populares donde los estudiantes suelen vivir (como puede ser Fratton) pero era un lugar muy tranquilo.

¿Vivir en Portsmouth es caro?

Ya se sabe que vivir en el Reino Unido no es precisamente barato. El alojamiento es el principal desembolso. En cuanto a la comida, la carne, el pescado, la fruta y la verdura suele ser lo más caro. No obstante, creo que se pueden encontrar precios competitivos en grandes establecimientos como Lidl, Asda o Tesco. Los supermercados express también hacen muchas ofertas.

Inma, estudiante Erasmus en Portsmouth durante el curso 2011/2012.

Inma, estudiante Erasmus en Portsmouth durante el curso 2011/2012.

¿Cómo es un día normal en la vida del estudiante Erasmus en Portsmouth?

Normalmente iba a clases por la mañana y algunas veces por la tarde.Dependiendo de cuando terminaba las clases, iba a la biblioteca o quedaba con amigos para tomar un café. En general, disfrutaba mucho cada día y tuve la suerte de conocer a muchísima gente de todo el mundo.

¿Qué nos puedes contar de tu experiencia en la Universidad de Portsmouth?

Las instalaciones de la universidad son estupendas. La biblioteca es muy moderna, equipada con una gran cantidad de libros, ordenadores, salas de estudio… es muy cómodo estudiar y concentrase. Las clases son fáciles de seguir y todo el curso está perfectamente planeado desde el principio. Los profesores suelen prepararse bien las clases y no tuve dificultades para entender sus explicaciones.

Ahora bien, como estudiante erasmus, estudiar en otro idioma y en un sistema diferente al español se me hizo un poco cuesta arriba: expresar conceptos académicos en otra lengua, entender qué buscan a la hora de redactar un essay… hay que ponerse las pilas desde el principio y seguir el ritmo de las clases. Pero también hay que saber priorizar y tener en cuenta que el examen final o la redacción final que haya que entregar es la nota que va a contar al final del curso y no tanto la asistencia a clase o la participación. Por lo tanto, está bien hacer los deberes para la siguiente clase, pero si se aproxima una fecha de entrega, es mejor centrarse en ella. Creo que con perseverancia y una buena organización se puede sacar el curso con buenas notas.

¿Qué te parecen los programas sociales que organiza la universidad y la Students’ Union?

Geniales. Organizan viajes a las ciudades más populares (Oxford, Edimburgo, Cardiff…) y los precios están reducidos para los estudiantes. Además, hay una gran cantidad de societies, lo que viene siendo asociaciones de personas que se reúnen con el fin de compartir gustos afines. También la Students’ Union organiza fiestas para los estudiantes de intercambio y hace todo lo posible por integrarlos en la comunidad estudiantil (fiestas de bienvenida, fiestas de Halloween, fiestas de inicio y final de curso…). Te orientan, te ayudan y te hacen sentir como uno más y no como un extraño.

¿Podrías compartir una anécdota con nosotros?

Cuando llegué por primera vez a Pompey cogí un taxi desde la estación de Portsmouth & Southsea hasta la que iba a ser mi casa. Cuando al siguiente día fui a la universidad me di cuenta de mi casa estaba a 15 minutos andando de la universidad y que realmente lo del taxi no había sido necesario (aunque, eso sí, me vino bien no cargar con las maletas).

En tu opinión, ¿qué es lo mejor que tiene Portsmouth?

La universidad. La facultad a la que me correspondía ir es un edificio clásico y grandioso, el más antiguo del campus, pero al mismo tiempo muy moderno por dentro. Es muy agradable ir a clase y tener la oportunidad de ser usuario de esas instalaciones. De hecho, tengo entendido que la Universidad de Portsmouth es una de las más modernas de Europa.

Al principio del curso, la Universidad de Portsmouth organiza un evento que se llama FreshersFair. Se trata de una especie de feria para los estudiantes que se realiza en todo el campus en general pero la mayor parte de los estantes suelen encontrarse en Ravelin Park. Alli una gran cantidad de personas representando todo tipo de compañías: desde contratar internet para tu casa, las societes de las que antes había hablado, inmobiliarias para buscar piso, pizzerías promocionando sus productos… es una pasada. Es como si la universidad celebrara una fiesta para recibirte.

Además, otro departamento del que dispone la universidad de Portsmouth es Purple Door. Allí te asesoran y te ayudan a la hora de buscar empleo, cómo escribir tu CV, cómo hacer una entrevista, cómo buscar trabajo… además también cuenta con una bolsa de trabajo y te puedes registrar para que te lleguen emails cada vez que haya una oferta de empleo acorde a tus preferencias.

¿Recomendarías Portsmouth como destino Erasmus a otros compañeros?

Por supuesto que sí. Las razones ya las he ido explicando en las preguntas anteriores. 🙂

¿Algo más que quieras comentar?

Sea donde sea, creo que el destino erasmus es un lugar muy especial por los momentos vividos y por la gente que has tenido la oportunidad de conocer en un país extranjero. Mi experiencia en Portsmouth me enriqueció, no solo lingüísticamente, sino también como persona. Por ese motivo, cada vez que hablo de Portsmouth, solo me vienen buenos momentos a la memoria.

 

Testimonios Erasmus: «Me encantó mi experiencia Erasmus y la volvería a repetir mil veces, y las mil en Portsmouth»

¡Hola, Pompeynianos!

¿Qué tal va la semana? Los que os encontráis ahora mismo en la ciudad estaréis ya finalizando vuestra estancia como estudiantes Erasmus, así que aprovechad al máximo estos últimos días y la buena temperatura que suele hacer durante este mes en el sur. Y a los que ya os queda poco para pisar suelo pompeyniano… ¡ya os queda muy poquito para poder disfrutar de todo lo que Portsmouth os puede ofrecer! 🙂

Precisamente en la entrada de hoy podéis informaros un poquito más acerca de la ciudad gracias a la experiencia de María, estudiante Erasmus en Portsmouth durante el curso 2013/2014 con la que tuve el placer de compartir mi experiencia en la ciudad. Como siempre, os recuerdo que podéis participar en esta sección del blog si mandáis vuestros datos, foto en Portsmouth y respuestas a las preguntas a nuestra dirección de correo electrónico o a partir de la página de Facebook del blog. 😛

Cuéntanos un poco acerca de ti

Me llamo María, soy de Antequera y actualmente vivo Francia con una beca de auxiliar de conversación. Me gradué el año pasado en TEI con la combinación de inglés y francés por el itinerario de traducción especializada.

¿Por qué decidiste elegir Portsmouth como tu destino Erasmus?

Sinceramente, fue una decisión que tomé en los últimos minutos, cuando ya estábamos en la reunión. Claro está, analicé todas las opciones con antelación y era una de la que más me gustaba. Fui a la reunión con mi lista de destinos, aunque no quería ir con una idea clara porque sabía que me la podrían arrebatar en segundos. ¡Una locura!

Tuve en cuenta la locación geográfica, la facilidad para llegar desde España, el nivel de vida y lo que me ofrecía la universidad. Siendo realista, sabía que había gente por delante de mí que escogerían las plazas de Leeds y Bath; volaron en dos minutos. Recuerdo que en las universidades de Londres, aparte de ser caro mantenerse allí, había poca oportunidad de convalidar asignaturas. Como no tenía claro cuál itinerario hacer en la UMA, no sabía bien qué elegir fuera. Fue un momento de mucho estrés y de repente ya era mi turno. Básicamente y siguiendo mi lista, se redujo a “norte (Birmingham) o sur (Portsmouth)”. Recuerdo que “Portsmouth” la resumía como “traducción jurídica e interpretación”, podría convalidar mucho. Tenía de todo, no me cerraba puertas, y encima era una ciudad portuaria como Málaga.

Recuerdo que dos segundos después de decir “Universidad de Portsmouth”, Encarnación Postigo se acercó a mi y me dejó un taco de folios con mucha, mucha información. Me dio la enhorabuena y me dijo que no me arrepentiría. Y así ha sido ¡Abrumador a la par que motivador!

¿Qué fue lo primero que te llamó la atención de la ciudad cuando llegaste?

¿Es una locura decir que fue el Asda? Es de lo primero que vi. A nuestra llegada, llovía como nunca y no vi nada más que lluvia desde el aeropuerto hasta la casa. Pero al día siguiente salió el sol y necesitábamos sábanas y comida. El tiempo era muy acogedor y dimos un agradable paseo hasta allí. ¡Qué grande era!

Pero ya más en serio, en los siguientes días pude ver lo parecida que era la ciudad a Málaga, incluso a Antequera. Me pareció muy acogedora y cálida. Me ayudó mucho a sentirme como en casa.

¿Te resultó difícil encontrar casa? Háblanos del barrio en el que vives.

El año que me fui de beca Erasmus, 2013-2014, había 7 plazas para Portsmouth. Iba a ser la primera vez que viviría en el extranjero así que decidí que sería una buena idea vivir con alguien que conociera. Y así fue.

Mi amiga María y yo empezamos a buscar por Facebook. Había grupos en los que universitarios buscaban compañeros de piso; subían fotos de la casa y contestaban a comentarios o a privados con las dudas. No fue difícil encontrar una casa sino más bien elegir. Es difícil decidirte cuando estás a tantos kilómetros de distancia… También podríamos habernos ido a un hotel y luego buscar allí piso en persona, pero esa idea me parecía por entonces muy descabellada, ahora pienso que es más sensato hacerlo así.

Yo vivía en el barrio de Fratton, pero por la parte opuesta al Lidl. La calle era Hampshire y se encontraba a unos 20 minutos de la estación de trenes y a 25 de la universidad. Era una zona con muchos niños y mucha vida, porque había dos colegios por los alrededores. El supermercado Asda estaba a unos 15 minutos y teníamos un Tesco Express a 5 minutos de casa. El camino a la universidad era muy fácil y ameno. Había que pasar por la calle Commercial Road, siempre llena de gente y con muchas tiendas.

¿Vivir en Portsmouth es caro?

Si lo comparamos con España sí lo es, pero es por el cambio de moneda. El alquiler de la casa sí que me parecía una locura comparado con Málaga… pero por lo demás no recuerdo una gran diferencia. Con el paso del tiempo empiezas a aprender  a comprar productos más baratos o a sacarles más partido. ¡En el año Erasmus no sólo se aprende inglés!

¿Cómo es un día normal en la vida del estudiante Erasmus en Portsmouth?

Depende de tu horario, pero en general más tranquilo que el de un estudiante de la UMA. Había días en los que entrabas al medio día, otros a primera hora, y si tenías suerte pues hasta alguna que otra tarde libre se tenía.

Yo, personalmente, recuerdo que me pasaba toda la semana en la uni. No tenía un horario continuo, así que esperaba en la cafetería o en los ordenadores. Aún así lo disfruté mucho. Cuando acabábamos las clases, intentábamos aprovechar el tiempo y dar una vuelta o ir al centro comercial Cascades, hacer la compra o pasarnos por Poundland, ese maravilloso mundo.

Los fines de semana era otra cosa diferente… Intentamos viajar y exprimir todo el tiempo libre que teníamos, y así lo hicimos.

María, estudiante de TEI en Portsmouth durante el curso 2013/2014.

María, estudiante de TEI en Portsmouth durante el curso 2013/2014.

¿Qué nos puedes contar de tu experiencia en la Universidad de Portsmouth?

Me encantó. Desde el primer día me sentí acogida; hay mucha ayuda a los Erasmus. Me gustaba mucho el edificio, con una preciosa fachada, daba gusto entrar. Las clases eran diferentes y la forma de darlas también. Recuerdo que tenía la sensación de que los profesores no eran más que yo, por supuesto, eran profesores y yo los respetaba, pero se comunicaban con una facilidad y sinceridad que no daba la sensación de ser menos que ellos. Había una clase en la que éramos casi todos Erasmus y era de las más interesantes y divertidas (English words and phrases).

Se trabajaba sobre todo en clase; traducciones, exposiciones, etc. Me gustó más la forma de enseñar de allí que la de aquí. Las clases de francés eran de las mejores. Todo estaba muy bien organizado, en cada sesión tocábamos las cuatro destrezas básicas. Había semanas donde se acumulaba la entrega de trabajos, pero si se trabaja con organización no hay problema. Los exámenes no contaban más del 40%, salvo en alguna asignatura. Esto premiaba el trabajo continuo y daba seguridad a la hora de enfrentarte a un examen en una universidad extranjera.

¿Qué te parecen los programas sociales que organiza la universidad y la Students’ Union?

Viajé varias veces con la International Office, eran viajes de un día en el fin de semana. Muchas veces pasábamos más horas en el autobús que en la propia ciudad, pero merecía la pena porque el precio era adecuado y te daba seguridad viajar con ellos.

No recuerdo si fue con la International Office o con la Students’ Union pero compré un pack de viajes a principio de curso. Fue un desembolso bastante grande, pero mereció la pena. Eran muchos viajes y entre ellos se encontraba viajar al Londres a ver el mercado de Navidad de Hyde Park y después ir a ver el musical Wicked. Fue uno de los mejores días de mi vida. Y no me puedo olvidar del viaje al Warner Bros Studio Tour de Harry Potter. Disfruté como una niña chica. No creo que hubiese ido por mi cuenta; con la universidad nos hicieron descuento por grupo y fue una experiencia increíble el poder compartirlo con los amigos de la uni.

Para acabar, en la Students’ Union cada miércoles había fiesta de asociaciones. Ese día, sino pertenecías a alguna asociación mejor no ir porque era una locura. Pero los demás estaba muy bien. Había karaoke y siempre había gente. Muy acogedor.

¿Podrías compartir una anécdota con nosotros?

Esta anécdota tiene nombre propio: Mickey.

Para hacerla corta y no muy dramática, diré que durante dos meses viví con un ratón en mi cuarto. Salía y entraba por un agujero que yo no había visto, justo a la altura del cabecero de mi cama. Un día estaba hablando con mi madre por Skype y de repente vi una cosa cruzar la habitación muy rápido. Mi madre se pensó que me estaban matando.

Nunca me han dado miedo los ratones y es más, casi me he criado en el campo y he visto miles. Pero pensar que todos esos ruidos que había escuchado semanas atrás no eran de la casa vieja ni de un vecino, sino que eran de Mickey… María vino en mi ayuda. Nuestro compañero de piso dijo que era normal, y se volvió a su cuarto. El otro directamente no salió. El casero dijo que era normal, pero que si insistíamos, que buscásemos los agujeros y que él los tapaba. Insistimos. Esa noche dormí con María en una cama de 90, y para no alargar la anécdota… diré que Mickey descansa en paz y que lo agujeros de mi habitación se taparon. Eso sí, eso no impidió a su familia o amigos el intentar hacer otros nuevos… Conciliar el sueño los siguientes días fue todo un desafío. Luego supongo que desistieron  y se fueron a buscar otra morada.

En tu opinión, ¿qué es lo mejor que tiene Portsmouth?

Su localización y el campus dentro de la ciudad. Gracias a su localización, la gente se reúne en parques o en la playa cuando hace bueno. Salen a dar paseos, al puerto, al Gunwharf Quays o al Canoe Lake. Hay mucha vida en los pubs y la cercanía a Londres hace que un fin de semana ordinario se convierta en extraordinario.

También, Portsmouth es una “city campus”, y me encanta que no haya que desplazarse media hora en autobús para llegar al campus. Dependes de ti y no de autobuses.

¿Recomendarías Portsmouth como destino Erasmus a otros compañeros?

Por supuesto. Lo tiene todo. Tanto en el aspecto académico como social y cultural.

La universidad ofrece asignaturas que permiten convalidarse un curso completo (en mi caso mitad de tercero, mitad de cuarto especializado). Si estás interesado en la interpretación como profesión deberías elegir Portsmouth. La profesora Carmen Pasamar Marquez es increíble; aprenderás muchísimo con ella. La ciudad es muy acogedora. Si te gusta el mar y los espacios verdes es tu sitio. Es fácil llegar en avión y está muy bien conectada con toda Inglaterra. No te arrepentirás.

¿Algo más que quieras comentar?

Como veis, me encantó mi experiencia Erasmus y la volvería a repetir mil veces, y las mil en Portsmouth. Hay muchos factores que influyen en la elección de si irte o no de Erasmus. Sea Portsmouth o no, ¡hazlo! Deja las dudas y miedos atrás y atrévete. En ese medio año o curso entero vas a aprender más que en 4 años en la UMA, cerca de los tuyos y durmiendo en tu cama. Si el tema dinero es un inconveniente, es verdad que lo ingresan con retraso, siempre puedes buscar trabajo como profesor de español. Se paga muy bien (una amiga lo hizo) y da para “ir tirando” mientras ingresan o no.

No te quedes con la espinita de no haberlo intentado, siempre puedes volver a tu casa, pero nunca tendrás otra oportunidad así.