Hoy visitamos… Arundel

¡Hola, pompeynianos!

Retomamos la sección de visitas y excursiones para hablar de una de las ciudades más bonitas (y pequeñas) del sur de Inglaterra: Arundel. La primera vez que supe de Arundel fue, curiosamente, durante mi primer viaje en tren desde el aeropuerto de Gatwick hasta Portsmouth: recuerdo que vi un gran castillo desde una de las ventanas del tren y supe que tenía que visitar esa ciudad. Sin embargo, no fue hasta mucho después que pude averiguar el nombre de la ciudad y, por tanto, visitarla.

En esta entrada os mostraré el itinerario que yo hice durante mi visita a Arundel, siguiendo la línea del resto de excursiones y visitas a otras ciudades en Reino Unido como Cardiff, ChichesterSouthampton y Newbury. 🙂

Información básica

Empecemos por el curioso nombre de la ciudad: Arundel. Para seros sincera, la primera vez que lo oí me recordó a la trilogía de El señor de los anillos. Resulta que el nombre original, Arundell, viene de la combinación de dos palabras: Arun, el nombre del río que pasa por la ciudad, y Dell, que significa «valle». Por tanto, su traducción literal sería «El valle del río Arun». Tiene sentido.

Geográficamente, Arundel se encuentra en el condado de West Sussex, cuya capital es Chichester. Es conocida en el país por su aspecto medieval tan bien conservado y por dos construcciones en concreto: por un lado, el castillo medieval de Arundel, que solía ser la residencia y sigue siendo propiedad del duque de Norfolk; por otro, la catedral de Arundel, de estilo gótico francés y posiblemente una de las más bonitas de todo el país.

Como curiosidad os diré que los habitantes de Arundel son conocidos como «lisas» (mullets en inglés) debido a la presencia de estos peces en el río Arun. 🙂

Planificación de la visita

La ciudad es pequeñita y se puede visitar sin problema en un día o incluso una mañana. El recorrido que os sugiero en esta entrada es el que yo realicé, pero no significa que sea el único que podéis hacer. Una vez sepáis los puntos de la ciudad que queréis visitar, agrupadlos por zonas y podéis crear vuestro propio itinerario de acuerdo al tiempo disponible que tengáis. 😛

arundel_castle_-_motte_and_quadrangle2c_england_2818_april_200629

Interior del castillo de Arundel.

Transporte

Al estar tan cerquita de Portsmouth, solo tardaréis media hora en llegar en tren. La compañía que debéis mirar es Southern, que en el peor de los casos pondrá a vuestra disposición uno de los trenes más incómodos y ruidosos que existen en el país: el Southern Coastway. Por lo demás, se suele tratar de la misma ruta que haríais para ir al aeropuerto de Gatwick, simplemente más corta.

El precio del transporte dependerá de tres factores: en primer lugar, de la antelación con la que hayáis comprado los billetes; en segundo lugar, de si disponéis de una railcard o no; en tercer y último lugar, de cuántas personas viajéis (recordad que si viajáis al menos cuatro personas, os hacen un descuento del 50 %). En el peor de los casos, el billete de ida y vuelta sin antelación alguna, sin railcard y para menos de cuatro personas os saldría por unas £12.

Recorrido

Lo primero que debéis saber es que la estación de Arundel no se encuentra exactamente en el pueblo. Ello implica que tengáis que andar una media de 15 minutos hasta el centro de la ciudad, pero el camino se hace ameno a pesar de estar prácticamente en medio del campo.

Cruzamos el puente del río y llegamos al centro de la ciudad. Una vez aquí tenemos dos opciones:

  • Visitar la catedral, almorzar, dar un paseo por la calle comercial y después ver el castillo.
  • Ver primero el castillo, encontrar un lugar para almorzar, visitar la catedral y dedicar el resto del día a pasear por las calles.

En esta entrada nos decantaremos por esta última opción por ser la que yo escogí en su día, pero todo depende de vosotros y de lo que os apetezca en el momento.

Arundel Medieval Castle

Duración de la visita: al menos 1 hora.

Precio: consultar 

Nos dirigimos, pues, al castillo medieval de Arundel, que cuenta con casi 1 000 años de historia (sí, habéis leído bien: el castillo empezó a construirse en 1068 bajo las órdenes de Roger de Montgomery, conde de Arundel). Desde entonces, todos los duques de Norfolk han mantenido e incluso residido en el castillo. Los lazos que unen al castillo de Arundel con la historia y realeza de Reino Unido se remontan a Guillermo el Conquistador, pasando por la Guerra de las Rosas, los Tudor, la Guerra Civil y la era victoriana. No fue hasta hace relativamente poco, concretamente en 1900, que se restauró el edificio por completo. Años más tarde el castillo se convertiría en uno de los primeros edificios en contar con electricidad, sistema anti-incendios, calefacción e incluso ascensores.

arundel-castle-857649_640

Vistas de una parte del castillo de Arundel desde los jardines de la entrada.

En la actualidad, el castillo pertenece al decimoctavo duque de Norfolk, Edward Fitzalan-Howard y puede visitarse solo de martes a domingo desde abril hasta octubre. Durante estos meses se organizan todo tipo de eventos para que el público pueda disfrutar de costumbres medievales y de la historia del castillo mientras lo visita. Por ejemplo, en él suelen tener lugar torneos de justa y «combates» entre los normandos y los cruzados como éste. La entrada al castillo, que se puede comprar en la taquilla el mismo día que queráis visitarlo sin necesidad de reservar con antelación, depende del número de edificios y salas que estéis dispuestos a ver. Tened en cuenta que si sois estudiantes recibiréis un descuento siempre que presentéis vuestra Student ID de la universidad. 😛 Podéis consultar los precios de las entradas aquí.

En mi experiencia os diré que merece mucho la pena visitar el castillo, en especial los jardines. Quizá ver todas las habitaciones y salas no es tan imprescindible, por lo que os recomendaría que comprarais la entrada Silver o incluso la Bronze en lugar de las otras dos más caras.

arundel-castle-173685_640

El castillo de arundel.

Dónde almorzar

Al salir del castillo, dependiendo de la hora, podéis buscar algún sitio para almorzar o tomar algo. En este caso no os puedo recomendar ningún sitio en especial porque me decanté por llevarme un tupper con comida de casa y tomármela cerca del castillo, en concreto en Mill Road. Sin embargo, a pesar de ser una ciudad pequeña, encontraréis distintos tipos de pubs en sus calles, aunque no los más populares o grandes cadenas. Un pub que no tenía mala pinta era The Swan, en High Street, además del típico Pizza Express en la misma calle.

Arundel Cathedral 

Ponemos rumbo a la catedral de Arundel, construida en 1868 por orden expresa del decimoquinto duque de Norfolk, cuya residencia se encontraba en el castillo de Arundel. De hecho, existe un camino que conectan estos dos edificios al que solo pueden acceder, en principio, los dueños y el personal del castillo. Su estilo es más propio del gótico francés que predominaba durante los siglos XIV y XV, época de gran esplendor para la familia del entonces duque de Norfolk, y constituye uno de los mejores ejemplares de este estilo en el país.

La entrada a la catedral es gratuita, algo bastante atípico en el resto de catedrales del país en el que se «sugiere» que se done una cantidad específica a la iglesia. A pesar de pertenecer al estilo gótico, existe una gran iluminación en su interior. No suele haber mucha gente en ella, por lo que podréis visitarla tranquilamente.

15040227380_1279a6aa9c_z

Vistas de la catedral de Arundel desde los jardines del castillo de Arundel. Foto cortesía de Leonora Enking.

Si tenéis tiempo y queréis ver más cosas en Arundel, una buena opción sería visitar la iglesia de St Nicholas, a medio camino entre la catedral y el castillo. Su construcción se inició en el año 1380 y, como podéis ver en la siguiente imagen, refleja muy bien las características más puras de la era medieval. La entrada es gratuita y merecen mucho la pena los retablos y el altar.

the_church_of_st_nicholas_at_arundel2c_west_sussex_-_geograph-org-uk_-_1650633

St Nicholas Parish Church, en Arundel.

Otra alternativa es ir a Mill Road y entrar en el museo de Arundel. La entrada cuesta 2.50 si sois estudiantes y el museo abre todos los días de 10:00 a 16:00. La colección principal del museo se divide en seis épocas distintas y cuenta la historia de la ciudad desde la prehistoria.

¿Os apetece algo distinto? Entonces id a Arundel Jailhouse, en Maltravers Street. Todo depende del evento que tengan planificado, pero suelen organizar tours en los que cuentan la historia paranormal de la ciudad de Arundel. El local, que solía ser la cárcel de la ciudad desde 1836, se transforma por la noche en un bar de copas y música en vivo. Ahora que se acerca Halloween, podría tratarse de un buen plan. 🙂 Podéis encontrar más información aquí.

¡Acabamos el recorrido! Como podéis ver, se puede adaptar al tiempo que tengáis disponible o a lo que os apetezca en el momento. Como se suele decir, es una excursión buena, bonita, barata… ¡y rápida! Espero que esta entrada os haya animado a visitar la ciudad y que me contéis qué tal os fue la visita cuando volváis. 😛

¡Hasta la próxima!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s