Día de museos en Portsmouth (II)

¡Hola, pompeynianos!

Hace unas semanas os hablaba de una posible ruta de museos en Southsea, entre los que destaca el Portsmouth City Museum. Sin embargo, dado el gran patrimonio cultural que Portsmouth tiene que ofrecernos, en esta segunda entrada os hablaré de otra ruta alternativa de diferentes museos. ¡Sígueme y vámonos! 🙂

La ruta que seguiremos será la siguiente:

Charles Dickens Birthplace Museum

Dónde: Old Commercial Road, Portsmouth

Horario de apertura: 10.00 – 17.30 de viernes a domingo (de marzo a octubre)

Entrada: £4.20 para adultos, £3.20 para estudiantes; Gratuito para residentes en Portsmouth

Duración aproximada de la visita: 45-60 minutos

Sitio web

En esta ocasión empezaremos nuestra ruta en el distrito de Landport. Es aquí donde encontramos la casa natal de unos de los escritores más importantes de la literatura universal: Charles Dickens. Aunque solo pasó sus primeros cinco meses de vida en esta dirección, la asociación que gestiona el museo pudo obtener en subasta algunos muebles y objetos personales del autor, entre los que destaca el sofá en el que murió.

El museo cuenta con una pequeña tienda al inicio de la visita en el que podréis encontrar todo tipo de parafernalia relacionada con Dickens, situada en el sótano de la casa. Hasta un total de cuatro plantas componen la casa, cada una de ellas compuesta por una serie de habitaciones adornadas con muebles propios de la época, algunos de los cuales pertenecieron al célebre escritor. En algunas ocasiones también podréis ver algunos de sus dibujos y escritos.

Por lo general se trata de un museo pequeño y bastante coqueto, de obligada visita para todos los fans de la literatura y, en especial, del autor. Es cierto que es algo complicado dar con él, puesto que la calle en la que se encuentra no hace sospechar de la existencia de ningún museo, y la fachada de la casa no destaca por nada especial más allá de la pequeña placa circular que indica que Dickens nació en ese mismo lugar.

Charles Dickens Birthplace Museum, en Old Commercial Road. Foto cortesía del museo.

Una vez finalizada la visita, ponemos rumbo al siguiente punto de nuestra ruta: Portsmouth Historic Dockyard. Tenemos dos opciones para desplazarnos hasta este lugar:

  1. Ir andando (30 minutos de recorrido): recorred Old Commercial Road y girad a la derecha cuando veáis el inicio de Church Street. Seguid por Hope Street, Alfred Street y, finalmente, Queen Street hasta que ésta desemboque en Main Road.
  2. Coger el autobús Solent Ranger X4, The Star 8 o First PR hasta The Hard Interchange Stand J (10 minutos de recorrido): suelen pasar con frecuencia y os dejarán muy cerca de la entrada a Portsmouth Historic Dockyard. La parada se encuentra en Mile End Road, a escasos minutos del museo.

Portsmouth Historic Dockyard

Dónde: Victory Gate, Her Majesty’s Naval Base

Horario de apertura: 10.00 – 17.00 (de noviembre a marzo), 10.00 – 17.30 (de abril a octubre)

Entrada: £28 para adultos y £25.50 para estudiantes (entrada que incluye visita a todos los museos del Historic Dockyard y Gosport)

Duración aproximada de la visita: 2-3 horas

Sitio web

Llegamos a Main Road y nos adentramos en las profundidades de la historia naval de Portsmouth. Portsmouth Historic Dockyard forma parte de la base naval de la ciudad y está abierta al público todos los días del año (exceptuando algunos festivos). La entrada es gratuita, pero si queremos visitar sus atracciones turísticas tenemos que pagar. Lo más cómodo y económico, sin duda, es comprar un All Attraction Ticket que nos permita entrar a todos los barcos y museos sin tener que pagar la cuota individual. Otra ventaja es que podemos optar a ir a Gosport en transbordador o waterbus, ya incluido en la entrada, y visitar también los museos de la Royal Navy que se encuentran allí.

National Royal Navy Museum, en Historic Dockyard. Foto cortesía del museo.

Dado el número de atracciones que comprende Portsmouth Historic Dockyard, vamos a hablar brevemente de cada una de ellas:

  • National Museum of the Royal Navy

Abierto por primera vez en 1911, este museo cuenta con una gran variedad de artefactos navales de todas las épocas distribuidos en tres naves, dos de las cuales fueron construidas en el siglo XVIII. Sus exposiciones se centran, sobre todo, en la batalla de Trafalgar, y en la actualidad podemos ver cuatro exposiciones o colecciones permanentes: Victory Gallery, que cuenta la historia del HMS Victory, uno de los barcos que también podemos visitar en el Dockyard; Nelson Gallery, centrada en la persona del almirante Horatio Nelson; Sailing Navy Gallery, en la que podemos aprender más acerca de la vida en la marina británica; y, finalmente, HMS Hear My Story, en la que descubriremos historias impactantes y bastante curiosas acerca de todos aquellos que formaron parte de la marina británica durante los últimos cien años, en especial en Portsmouth.

  • Action Stations

Que no os engañe su localización: Action Stations no tiene nada que ver con la base naval en Portsmouth, aunque muchas de las actividades que proponen sí que están inspiradas en ella. Todo lo contrario: se trata de un centro recreativo en el que podéis poneros a prueba de distintas maneras. Os haréis una mejor idea de a lo que me refiero si veis el siguiente vídeo:

  • HMS M33

Este barco monitor es famoso en todo el país por ser uno de los tres únicos que se conservan de la Primera Guerra Mundial. Lleva en exposición desde el año 2015, por lo que es una de las adquisiciones más recientes del Historic Dockyard.

  • HMS Warrior 1860

El Warrior fue el primer buque acorazado de la armada británica, construido en contraposición al francés La Gloire. Quedó obsoleto muy pronto, pero la grandeza y el esplendor que emanan de él lo hacen un punto clave y de obligada visita. Al entrar al barco por la pasarela accederéis directamente a la cubierta, desde la cual podréis disfrutar de unas vistas bastante peculiares de Portsmouth. Después podéis bajar por unas escaleras para ver el interior del barco, en el que se encuentran una serie de cañones y objetos de la época que reflejan cómo era la vida en alta mar. Personalmente os puedo decir que fue el barco que más me gustó de todos los que visité. ¡No os olvidéis de haceros alguna foto en la cubierta con las banderas de fondo! 🙂

  • HMS Victory

El Victory es el único navío de línea que se conserva en condiciones originales, pero ha pasado a la historia por ser el buque insignia del almirante Horatio Nelson. De hecho, Nelson murió en este barco durante la batalla de Trafalgar, y se dejó constancia de ello en una placa situada justo en el lugar en el que yació, en la cubierta. El barco se encuentra en un dique seco del Dockyard, y la verdad es que impresiona mucho al acercarse a él, puesto que puede apreciarse claramente lo grande que es. En su interior, además de los típicos cañones y armas, también se pueden ver los camarotes, objetos personales e incluso prendas de vestir.

Lugar en que el almirante Nelson murió, en HMS Victory. Foto cortesía del museo.

  • Mary Rose Museum

Recuerdo como si fuera ayer la primera vez que vi el Mary Rose. Entré en el museo porque, sinceramente, me salió gratis gracias al Victorian Festival of Christmas, así que no podía perdérmelo, pero no sabía nada acerca del barco ni de lo que me iba a encontrar. El museo es enorme: consta de varias plantas, todas ellas laberínticas y con una gran colección de objetos recuperados del fondo del mar. Y no solo objetos, ya que también tuve la ocasión de ver esqueletos: tanto de humanos como de uno de los perros que se encontraban a bordo del barco cuando naufragó… y, por supuesto, el propio esqueleto del barco.

Interior del Mary Rose. Foto cortesía del museo.

Dicen que el Mary Rose, construido en los astilleros de Portsmouth entre los años 1509 y 1511, era el barco favorito del rey Enrique VIII. Y debió serlo, puesto que le puso el nombre de su hermana favorita. Tras participar en varias batallas exitosas para el ejército británico contra los franceses, el Mary Rose se hundió debido a una fuerte ráfaga de viento en mitad de una batalla contra el ejército francés en aguas británicas, todo ello vislumbrado por el propio monarca desde otro barco. Nada pudo hacerse para salvar al barco ni a los más de 200 miembros de su tripulación, que murieron ahogados y cuyos restos fueron rescatados hace relativamente poco, junto a una colección de más de 20.000 objetos personales.

  • Royal Navy Submarine Museum

El principal cometido de este museo, que se encuentra en Gosport, es informar acerca de la historia de los submarinos y dar cuenta de su evolución desde la época de Alejandro Magno hasta la actualidad. Por ello, sus colecciones principales están compuestas por un gran número de submarinos y torpedos de distintas clases.

  • Explosion Museum of Naval Firepower

Como su nombre bien indica, en este museo podremos ver una gran variedad de armas de fuego y artefactos, entre los que destacan los torpedos, destructores antisubmarinos, misiles y minas, entre otros. Al igual que el anterior, este museo se encuentra en Gosport.

¡Ya no tenéis excusa para no aprender de la cultura británica! Portsmouth está llena de museos y seguro que algunos, si no todos, os llamarán la atención. 😛 Y si no os apetece dejaros tanto dinero ahora mismo, recordad que siempre podéis esperar hasta el siguiente Victorian Festival of Christmas para verlo todo a un precio más reducido.

¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s