Testimonios Erasmus: «Lo mejor es la gente, la tranquilidad y la facilidad con la que uno llega a sentirse en casa estando tan lejos de esta»

¡Hola, pompeynianos!

Seguimos, como cada mes, con la sección de Testimonios Erasmus. En la entrada de hoy hablamos con Ana, antigua estudiante Erasmus en Portsmouth durante el curso 2013-2014 con la que tuve la oportunidad de compartir parte de mi experiencia en esta maravillosa ciudad. De hecho, vivíamos en la misma calle, ¡fijaros qué casualidad! Desde aquí aprovecho también para agradecerle a Ana su participación en el blog, especialmente por toda la información que ha podido aportar en esta entrada. ¡Gracias, Ana!

Si queréis participar en esta sección, o bien en la de Españoles en Portsmouth (si os encontráis trabajando en la ciudad), no tenéis más que enviarme un correo electrónico o un mensaje a través de nuestra página en Facebook. 🙂

¡Empecemos, pues, con la entrevista!

Cuéntanos un poco acerca de ti

Soy granadina y tengo 22 años. Desde hace un año soy traductora e intérprete de inglés y árabe, me gradué el año pasado en la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada. Actualmente, trabajo en el Departamento Internacional del Hospital Vithas La Salud de Granada y mi función, además de interpretar para todos aquellos pacientes que lo necesiten, es gestionar el paso por el hospital de todos los pacientes internacionales.

En relación con mi estancia en el extranjero, disfruté de la Erasmus en mi segundo año de carrera para poder adquirir una competencia lingüística sólida para afrontar con éxito mis futuras asignaturas de traducción e interpretación de la carrera y, posteriormente, enfrentarme al mundo laboral y desenvolverme cómodamente en mi lengua de trabajo.

¿Por qué decidiste elegir Portsmouth como tu destino Erasmus?

Desde el principio tenía muy claro que quería irme a una ciudad en el Reino Unido. Londres, Liverpool o Edimburgo son destinos muy atractivos para todos los que amamos el mundo anglosajón, sin embargo, son emplazamientos poco prácticos para los estudiantes, principalmente debido al factor económico y al hecho de que son zonas que acogen muchos extranjeros, lo que limita la posibilidad de practicar el idioma o de hacerlo con nativos. Tras barajar distintas opciones, me decanté por Portsmouth por su tamaño y precio asequibles, por ser una ciudad costera y cercana a la capital y por la gran oferta de asignaturas compatibles con mis estudios en mi universidad de origen, sobre todo, por la existencia de asignaturas de árabe y cultura árabe, algo poco común en los destinos Erasmus.

¿Qué fue lo primero que te llamó la atención de la ciudad cuando llegaste?

Probablemente, lo primero que me llamó la atención fue la gran acogida por parte de las instituciones académicas de la Universidad de Portsmouth. Te lo facilitan todo desde el principio en todos los sentidos; asistencia médica, cuenta bancaria, información sobre los servicios disponibles, transporte universitario gratuito, instalaciones, etc.

Poco tiempo después, hubo otras cosas llamaron mi atención, como la tranquilidad que el mar proporcionaba a la ciudad, la cercanía de la gente, la diversidad de las actividades para realizar, la frenética vida universitaria y la buena comunicación con otras ciudades del país.

¿Te resultó difícil encontrar casa? Háblanos del barrio en el que vives.

Yo comencé a buscar casa con otros dos compañeros de mi facultad un mes antes de irnos. Buscamos en varias webs y en una página de Facebook de la Universidad de Portsmouth encontramos una chica francesa que tenía varias casas vistas y buscaba tres inquilinos más para compartir gastos. Así que ella se encargó de buscarla, nos iba enviando fotos y explicándonos las características y nos decidimos por una en la zona norte del barrio de Southsea, cerca de la estación de Fratton. Lo más engorroso fueron los trámites del contrato con la inmobiliaria; nos pedían todo tipo de documentación y un aval, por supuesto. La burocracia fue lo que más tiempo nos llevó.

Mi barrio estaba compuesto por casas adosadas principalmente, donde residían familias y otros estudiantes, de hecho, en nuestra misma calle y a una manzana de allí, podíamos encontrar más de 6 o 7 compañeros de la facultad. También estaba provisto de servicios, supermercados y comercios y, en nuestro caso concreto, estábamos a 3 minutos caminando de la parada de bus universitario, gratuito para los estudiantes. El mar, la zona de ocio y el Sea Common quedaban a unos 10 minutos a pie también.

¿Vivir en Portsmouth es caro?

Lo primero que tenemos que pensar es que vivir en Inglaterra es caro, sea donde sea. Sin perder de vista esto, vivir en Portsmouth no es tan caro como vivir en otras ciudades. Creo que es una ciudad bastante asequible y conveniente para los estudiantes.

Ana, estudiante Erasmus de la Universidad de Granada.

¿Cómo es un día normal en la vida del estudiante Erasmus en Portsmouth?

¡Esta pregunta me produce mucha nostalgia! Un día normal podían incluir unas 4 horas de clase por la mañana o por la tarde. Un café en casa y dos horas en la Orquesta de la Universidad a la que me apunté o en cualquier otra social de la que uno fuera socio.

Por la noche el plan era casi siempre salir, ya fuese a una discoteca, pub o, muy frecuentemente, a una houseparty. Daba igual que lloviera o hiciese viento, siempre se salía, si no, convocabas la fiesta en tu casa o en la del vecino y ¡listo!

¿Qué nos puedes contar de tu experiencia en la Universidad de Portsmouth?

La Universidad de Portsmouth funciona muy bien. Está muy acostumbrada a recibir estudiantes extranjeros y todo son facilidades. La administración, el servicio de copistería, la biblioteca o el sistema de entrega de trabajos eran algunas cosas que funcionaban especialmente bien. Las instalaciones están provistas de numerosos recursos tecnológicos y documentales de fácil acceso para los estudiantes de la Universidad. Sin embargo, ese fácil acceso estaba muy restringido a los usuarios universitarios.

Las clases era muy dinámicas y, en comparación con el número de horas en Granada, cortas. El nivel de exigencia en comparación con Granada era inferior y la intensidad de las clases era más baja también. Incluso en asignaturas de cursos superiores e integradas únicamente por estudiantes nativos me encontré cómoda y, si tuve alguna duda o dificultad concreta, el personal docente me la resolvió amablemente.

¿Qué te parecen los programas sociales que organiza la universidad y la Students’ Union? 

Este órgano de la Universidad se encargaba de gestionar el ocio y tiempo libre de los estudiantes y organizaban todo tipo de eventos y excursiones. Generalmente se organizaban noches temáticas; karaoke, Eurovisión, Mundial de Fútbol, etc. que se emitían en grandes pantallas. Algunas excursiones incluían viajes a otras ciudades o a pueblos de interés cultural o la asistencia a las ‘universiadas’ deportivas entre la Universidad de Southampton y la de Portsmouth. La Student’s Union era un punto de encuentro estupendo para hacer amigos e integrarse.

¿Podrías compartir una anécdota con nosotros?

Hay muchas anécdotas que contar sobre mi estancia en Portsmouth, pero, de esas que se pueden contar, destacaría el tour por Polonia que realicé con la Orquesta de la Universidad. Me integré tanto que me fui una semana con mis compañeros de la orquesta de gira por Polonia justo una semana antes de finalizar mi estancia Erasmus. Tengo que decir que mantengo el contacto con muchos de ellos, que he recibido felicitaciones postales en muchas ocasiones y que me han invitado a otros tours de otros años.

En tu opinión, ¿qué es lo mejor que tiene Portsmouth?

Lo mejor es la gente, la tranquilidad y la facilidad con la que uno llega a sentirse en casa estando tan lejos de esta. Para los estudiantes, lo tiene todo prácticamente.

¿Recomendarías Portsmouth como destino Erasmus a otros compañeros?

Por supuesto. Siempre que un estudiante me pide consejo lo hago y estuve asesorando a estudiantes en las jornadas de orientación de estancia en el extranjero que organizó mi facultad. Todos los que vuelven de su año Erasmus y han estado allí me lo agradecen.

¿Algo más que quieras comentar?

Aprovecho para saludar a todas las personas que hicieron que ese año fuese inolvidable para mí, espero que tengáis mucha suerte, que la suerte nos haga encontrarnos en algún momento y lugar inesperado y que seáis felices dondequiera que estéis.

¡Viva Pompey!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s