Testimonios Erasmus: «El Erasmus es algo que se vive una sola vez en la vida y hay que exprimir cada día al límite»

¡Hola, Pompeynianos!

Tras un mes sin actualizar el blog por motivos académicos, retomamos la actividad del blog por completo, lo que significa que aquí tenéis una nueva entrada perteneciente a la categoría de Testimonios Erasmus. Esta vez es el turno de Ana María, una estudiante de Traducción e Interpretación que se encuentra en la actualidad finalizando su periodo Erasmus en Portsmouth. Como siempre, os recuerdo que podéis participar en esta sección y tener la oportunidad de ayudar con vuestra experiencia a otros compañeros que aún no hayan llegado a la ciudad. Para ello podéis poneros en contacto conmigo a través de la página de Facebook del blog o bien enviarme un correo electrónico con vuestra respuesta a las preguntas y una foto vuestra en Portsmouth.

Sin más dilación, os dejo con la entrevista de Ana María. 🙂 ¡Espero que os sea de utilidad!

Cuéntanos un poco acerca de ti

Me llamo Ana María de la Torre Bermúdez y estudio tercero de Traducción e Interpretación en la Universidad de Málaga. Mis lenguas de estudio en la universidad son el inglés como primera y el francés como segunda, pero además estudio japonés en la Escuela Oficial de Idiomas. Aunque ahora me haya desplazado a Málaga para estudiar la carrera, soy de Valdepeñas, una ciudad de la provincia de Ciudad Real.

¿Por qué decidiste elegir Portsmouth como tu destino Erasmus?

Porque era el destino Erasmus que mejor garantizaba que me iban a convalidar todas las asignaturas. Además, de los destinos disponibles, Portsmouth es de las ciudades más económicas y está al lado del mar, lo cual me encanta.

¿Qué fue lo primero que te llamó la atención de la ciudad cuando llegaste?

La arquitectura en general, tan inglesa. Casi todas las casas son de la época de la Revolución Industrial y son prácticamente iguales, lo cual suponía un infierno durante los primeros días porque me perdía siempre que intentaba llegar a cualquier sitio. Todo este ladrillo rojo que predomina en Portsmouth crea una atmósfera muy diferente a la de cualquier ciudad española y, pese a la lluvia, muy acogedora.

¿Te resultó difícil encontrar casa? Háblanos del barrio en el que vives.

La verdad es que no porque mis compañeras de casa y yo estuvimos buscando alojamiento enseguida que supimos que nos habían concedido Portsmouth. Para ello usamos una página web de la propia universidad donde se ofrecen diversas casas en alquiler y mandamos correos a los caseros hasta dar con nuestra casa. La verdad es que tuvimos mucha suerte porque nuestro alquiler es muy barato en comparación con el de otras viviendas, tenemos incluido el agua, la casa está en perfectas condiciones y es muy acogedora,además de que nuestra casera es un cielo. Vivimos a un paso de los supermercados y del autobús de la universidad, el cual es gratuito, por lo que también estamos muy bien situadas. Nuestro barrio es muy tranquilo, en él viven mayoritariamente familias y algunos otros estudiantes.

¿Vivir en Portsmouth es caro?

Si piensas en el cambio de moneda, claro que lo es pero, para ser Inglaterra, la verdad es que Portsmouth es una ciudad muy barata. Por nuestra casa pagamos un precio muy razonable, así como por la luz y demás. Hacer la compra en el supermercado es también muy barato, lo cual me sorprendió mucho porque esperaba todo infinitamente más caro, sobre todo la fruta y la verdura. Salir a comer o a beber sí que es bastante caro, pero siempre puedes encontrar buenas ofertas.

¿Cómo es un día normal en la vida del estudiante Erasmus en Portsmouth?

En la universidad tenemos muy pocas horas de clase, así que normalmente vamos solo durante unas pocas horas a la facultad. Después hay gente que va a la biblioteca o al gimnasio, pero normalmente se vuelve a casa. Por la noche, sobre todo entre semana, se sale mucho porque hay muchas ofertas y fiestas internacionales en los clubs. Si no, se hacen botellones en las casas. Los fines de semana se suelen aprovechar para hacer viajes siempre que se puede o pasar el tiempo con los amigos.

¿Qué nos puedes contar de tu experiencia en la Universidad de Portsmouth?

La verdad es que estoy disfrutando muchísimo del Erasmus. Dado que no tengo muchas clases ni mucho trabajo, tengo mucho tiempo libre y todos los días tengo algún plan, ya sea salir a tomar café, dar un paseo por la playa, montar en bici, ir a algún club/sociedad de la universidad, al café internacional, salir de fiesta, etc. No tengo tantos amigos ingleses como me gustaría porque la verdad es que son un poco antisociales, pero tengo amigos de todas partes del mundo: Francia, Japón, China, Rumanía, Venezuela, la India, República Dominicana… incluso de países que ni siquiera conocía  como Brunéi. Estoy haciendo un montón de cosas diferentes, conociendo a mucha gente, viajando y aprendiendo mucho inglés.

entrevista_Ana

Ana María, estudiante Erasmus de Traducción e Interpretación en Portsmouth.

¿Qué te parecen los programas sociales que organiza la universidad y la Students’ Union? 

Las excursiones que organiza la International Office son muy buenas para los estudiantes ya que nos llevan a ciudades turísticas por un precio muy bajo. Lo malo es que nos suelen dejar muy poco tiempo para visitar las ciudades. Las sociedades en la universidad están muy bien también ya que puedes unirte a grupos de todo tipo de intereses y deportes: literatura, ciencia ficción, juegos de mesa, rol, manga y anime, cine, música, alpinismo, navegación, hockey, fútbol… incluso Quidditch. Es la mejor manera de conocer a gente inglesa, aunque esto sea de todas maneras un poco complicado porque los ingleses son un tanto tímidos y además no están muy interesados en los extranjeros. El International Café, aunque sea algo aparte a la universidad, es una manera genial de hacer amigos nuevos y cosas diferentes, ya que organizan todo tipo de actividades, desde noches de juegos de mesa y bailes tradicionales hasta cazas de huevos de pascua y excursiones.

¿Podrías compartir una anécdota con nosotros?

Sí, me gustaría hablar de mi pequeño viaje a Waterlooville, un pequeño pueblo cerca de Portsmouth. Resulta que gracias al International Cafe me apunté a una actividad para contactar con familiar inglesas que “adoptan” a estudiantes internacionales, normalmente para invitarlos a tomar el té o a cenar. Es así como contacté con una encantadora familia que me invitó a comer a su casa de Waterlooville. Sarah, la madre de familia, vino a recogerme en coche para llevarme a su casa, donde nos reunimos con su marido, una de sus hijas y el abuelo. Allí comimos un típico asado inglés y tomamos el té. Después, fui a dar un paseo con Sarah por las colinas alrededor del pueblo, desde donde se puede ver todo Portsmouth, Cosham y hasta la Isla de Wight. El campo inglés tan sumamente verde me pareció precioso y, aunque, volvimos a casa con los pies cubiertos de barro, me lo pasé en grande. Sarah, y el resto de la familia en general, me trató muy cordialmente y me hizo sentirme como una más. Sarah incluso me estuvo enseñando fotos de su vida en Papúa Nueva Guinea cuando era pequeña. Fui muy curioso ver a aquella delgaducha niña rubia viviendo en los poblados indígenas guineanos. Otro detalle muy entrañable que me gustaría señalar es que el abuelo tiene Alzheimer y, a cada momento que me veía por la casa, se me presentaba de nuevo, saludándome una vez incluso al estilo de los marinos, lo cual me hizo mucha gracia al recordar a todos los abuelos españoles obsesionados con sus tiempos en la mili.

En general, fue una tarde familiar, diferente y muy curiosa que me hizo sentirme menos extranjera dentro de la cultura inglesa.

En tu opinión, ¿qué es lo mejor que tiene Portsmouth?

Es una ciudad no demasiado grande con un buen clima (para ser inglesa), económica, con un paseo marítimo precioso, rodeada de decenas de lugares que visitar y con un montón de cosas que hacer si te interesas en buscarlas.

¿Recomendarías Portsmouth como destino Erasmus a otros compañeros?

Sí, la verdad es que es una ciudad muy cómoda, la universidad está bastante bien y hay muchas cosas que hacer en ella, además de que está muy bien comunicada con otras ciudades, lo cual viene bien para los viajes.

¿Algo más que quieras comentar?

Sólo quiero animar a todo el que se vaya de Erasmus, no sólo a Portsmouth, que se apunte a todo lo que pueda y que no pierda ni una sola oportunidad de relacionarse y de hacer cosas nuevas. Muchas veces la gente es recelosa de hacer lo que sea, ya sea por timidez, por falta de confianza debido al idioma o por simple pereza. El Erasmus es algo que se vive una sola vez en la vida y hay que exprimir cada día al límite. El principal motivo por el que decidimos estudiar fuera es aprender inglés, y eso no se consigue si te quedas en casa. Os puedo asegurar que hay pocas cosas más satisfactorias en el mundo que la sensación de ser independiente y verte a ti mismo fundido con la cultura de otro país, sabiendo que el idioma no es ninguna barrera para ti y, una vez te das cuenta de esto, comprendes que no hay nada en el mundo que pueda detenerte a la hora de cumplir tus objetivos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s