Cómo hacer envíos grandes a España y no morir en el intento

¿Quién dijo que ser estudiante Erasmus era fácil? Tenemos que encontrar un buen destino, buscar una vivienda a buen precio y sin que nos estafen, elegir bien a nuestros compañeros de casa, arreglárnoslas para pagar las facturas sin abrir una cuenta bancaria en el país, ir a clase y aprender a hacer ensayos British-style, ahorrar lo suficiente como para poder comer bien y hacer alguna que otra excursión, acostumbrarnos a la cultura en nuestra ciudad de destino, escandalizarnos cuando volvemos a nuestro país de origen, manejar bien las libras y los peniques… easy-peasy. Lo realmente difícil viene cuando te quedan pocos meses en tu destino Erasmus y tienes que desprenderte de todo lo que te rodea, lo cual suele incluir a la típica taza que te compraste durante una de tus excursiones y que te trae tantos recuerdos, aquel calefactor imposible de encontrar en España o ese fantástico edredón nórdico al que le debes tanto. Afrontémoslo: el valor sentimental de todo lo que hemos comprado durante nuestro año Erasmus va a ir in crescendo durante las próximas semanas, así que debemos estar preparados para tomar una decisión.

La solución más fácil sería donar todos vuestros artilugios a priori innecesarios a alguna charity como la British Heart Foundation, o incluso dejar que los chicos de la Students’ Union vengan a tu casa y se lo lleven todo para venderlo a mejor precio a los estudiantes del siguiente curso académico (os hablaré en detalle de esta última opción más adelante). Para los inconformistas como yo, sin embargo, la mejor opción vino de la mano de una empresa especializada en envíos de paquetes a cualquier país del mundo: Pharos Parcel.

Pharos Parcel es una empresa de origen británico que garantiza envíos grandes y seguros a muy buen precio. Sin ir más lejos, yo pude enviar una caja de 30 kg a España por menos de 30 euros. Las medidas de la caja eran 97x57x55 cm, por lo que os podéis hacer una idea de cuántas cosas pude mandar de vuelta. Tentador, ¿verdad? Pero os preguntaréis qué tenéis que hacer exactamente para realizar el envío, y eso es precisamente de lo que os voy a hablar a continuación.

Conseguir una caja

Obviamente, el primer paso para poder realizar un envío consiste en conseguir una caja de buenas dimensiones y de calidad. Para ello, sé que muchos compañeros optaron por ir a los supermercados para pedirles cajas que les pudieran sobrar, en concreto a los encargados de Asda y de Tesco. Sin embargo, esta opción no os garantiza que os vayan a dar la caja o que sea de las dimensiones o calidad adecuadas. No obstante, no perdéis nada por preguntar.

Variedad de cajas en Postpack.

Variedad de cajas en Postpack.

Otra opción, que en este caso coincide con lo que yo decidí hacer, es comprar una caja o pedir una a medida. Para ello, os recomiendo Postpack, una empresa británica que se encarga de fabricar cajas de todo tipo. Podéis elegir entre una gran variedad de medidas, así como del número de capas de cartón. La mía me costó unas 6 o 7 libras y me la enviaron a casa en pocos días, y os puedo garantizar que todo lo que envié llegó en perfecto estado. De hecho, todavía conservo la caja para guardar algunas cosas, por lo que os podéis hacer una idea de la calidad. Os aconsejo que comprobéis que las medidas de la caja que queréis comprar son compatibles con las que la empresa de mensajería puede enviar.

Registrar el pedido

El siguiente paso sería registrar el pedido con la caja que hayáis comprado, sus medidas, el peso y el país de destino del envío. Comprobad si tienen alguna oferta vigente, pero los envíos suelen tener precios muy económicos. Otra ventaja es que os dan varias opciones, todas ellas de diferente precio, y podéis seleccionar la que mejor se adapte a lo que pedís. Entre las empresas con las que trabajan en Pharos Parcel se encuentran UPS y DPD, por lo que os podéis fiar.

Formulario de envío en Pharos Parcel.

Formulario de envío en Pharos Parcel.

Importante: dependiendo de la opción que escojáis, irán a recoger la caja a vuestra casa un día u otro. Todo depende de la hora a la que se registre el envío, la compañía, etc., por lo que os aconsejo que no realicéis el registro hasta que no tengáis la caja en casa, bien pesada y embalada.

Imprimir el recibo y embalar

Una vez registrado el pedido recibiréis un correo electrónico de confirmación y se os enviará la factura y un recibo con información sobre la caja que debéis imprimir y pegar en la caja para que el transportista lo vea. Si no tenéis impresora y la universidad está cerrada, siempre podéis ir a Mail Boxes Etc.: el precio no es muy económico, pero os pueden sacar de una situación delicada.

En cuanto al embalaje, os recomiendo que compréis cinta adhesiva de buena calidad. Sé que en Tesco están a buen precio, pero yo decidí comprarlo todo en Royal Mail porque la cinta que venden es de mejor calidad.

Antes de cerrar por completo la caja, comprobad que no habéis metido líquidos u objetos de cristal o frágiles. Cada empresa tiene su propia política de envíos y debéis echarle un vistazo a la lista de objetos que no podéis incluir en vuestros envíos. Otro factor importante es no exceder el peso máximo. En mi caso, me traje una báscula barata de España y, tras muchos intentos fallidos, conseguí pesar la caja para asegurarme de que no excedía la cantidad acordada con la empresa de envíos.

Esperar a que recojan la caja

Una vez completéis todos estos pasos solo quedaría esperar a que el transportista pegue a la puerta y recoja la caja. En cuatro o cinco días llegará a su destino sin ningún tipo de problema. 🙂

Me consta que existen más empresas con opciones de envío diferentes, pero os he hablado exclusivamente de Pharos Parcel por ser la única que conozco de primera mano. No obstante, si conocéis alguna mejor y queréis compartirla con el resto de lectores que puedan estar interesados, no dudéis en publicar un comentario en esta entrada. 😉

Como siempre, os recuerdo que podéis seguir las actualizaciones del blog a través de nuestra página en Facebook, mediante suscripción o bien a través de las distintas opciones de contacto que os facilito. Espero que os haya sido de utilidad esta entrada 🙂

¡Hasta la próxima, pompeynianos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s