Hoy visitamos… Southampton

La entrada de hoy girará en torno a una de las ciudades vecinas de nuestra querida Pompey: Southampton. Rival de Portsmouth en muchos aspectos, entre los que destacan las disputas entre las universidades y los equipos de fútbol de cada ciudad, podríamos decir que Southampton está considerada como la gran ciudad del condado de Hampshire. Así, en las siguientes entradas pretendo hablaros tanto de mi experiencia como turista como de consejos prácticos para los que, por cuestión de trabajo o asuntos personales, estén pensando en mudarse a, como sus habitantes la conocen, The Gateway to the World. Para ello, os adelanto que contaremos con la ayuda de un antiguo estudiante de intercambio que hizo de Southampton su destino Erasmus hace unos cuantos años.

¿Por dónde empiezo?

Seguramente a estas alturas ya conoceréis (y puede que incluso hayáis probado) las excursiones que organiza la Students’ Union de Portsmouth, o UPSU de aquí en adelante. No voy a entrar en detalles en cuanto a sus excursiones, en primer lugar porque nunca llegué a apuntarme a ninguna de las que ofrecían en mi año. Lo que sí os puedo decir es que, tras haber escuchado la opinión de otros compañeros que sí decidieron contratar este tipo de visitas con la UPSU, considero que debéis tener en cuenta dos aspectos cuando penséis en planear una excursión:

  1. ¿Cuánto estáis dispuestos a gastar?
  2. ¿Cuánto tiempo queréis dedicarle a la ciudad que queréis visitar?

En primer lugar, es innegable que los precios de las excursiones de la UPSU son muy competitivos: podéis visitar Stratford-Upon-Avon por menos de 20 £ sin temor a que os timen u os dejen tirados. Sin embargo, debéis considerar también la duración de la visita que os proponen. ¿Merece la pena gastarse ese dinero (comidas aparte) para pasar 3 horas en una ciudad y volver antes de las 18.00 h? Puede que no. Todo esto, por supuesto, sin tener en cuenta que los grupos son grandes y no todo el mundo querrá ver lo mismo que vosotros.

Por supuesto, si simplemente queréis echarle un vistazo rápido a la ciudad y conocer gente, os recomiendo encarecidamente que contratéis este tipo de excursiones. Por el contrario, si lo que preferís es ir más a vuestro aire, planear bien la visita sin tener tanto en cuenta el tiempo e ir acompañados de quienes queráis, os aconsejo que vayáis por vuestra cuenta. Como os comenté en la entrada de la NUS Extra y los bonos de transporte, si reserváis con unas pocas semanas de antelación (y en especial si sois más de cuatro personas) os saldrá igual o incluso más barato que las excursiones de la UPSU y, en mi opinión, disfrutaréis de más ventajas.

En el caso de Southampton, reservé los billetes de tren (ida y vuelta en el mismo día) con apenas dos o tres semanas de antelación y pude conseguirlos por 13,30 £ con Southwest Trains (desde Fratton hasta Southampton Central). ¿Duración del trayecto? Dependiendo de la hora, desde 37 hasta 55 minutos. No obstante, me consta que los trayectos son más baratos si decidís viajar en autobús con National Express (ida y vuelta por menos de 7 £ desde Portsmouth University hasta Southampton Coach Station). La duración de cada trayecto rondaría la hora y cuarto de viaje.

Empieza la visita

A pesar de que su ambiente de gran ciudad puede resultarnos algo frío en comparación con Portsmouth a primera vista, y en contraste con la opinión de muchos, Southampton es una ciudad bastante bonita y acogedora. Perderse por sus largas calles llenas de comercios tanto grandes como pequeños, monumentos de gran relevancia y edificios históricos es un gran lujo. Es una pena que una gran parte de la ciudad quedara totalmente destruida tras los bombardeos ocasionados durante la Segunda Guerra Mundial.

Justo al salir de la estación de tren Southampton Central podréis coger un autobús hasta el centro de la ciudad. Sin embargo, os recomiendo que toméis el camino a vuestra izquierda y caminéis durante unos diez minutos hasta llegar hasta el ayuntamiento de la ciudad, al lado del cual se sitúan dos de los museos más importantes y reconocidos de la ciudad: el Sea City Museum y el Southampton City Art Gallery. Cabe destacar que en el primero se exhibe toda una colección en torno al Titanic en la que se incluye un buen número de objetos personales de sus pasajeros. Recordemos que el barco zarpó desde el puerto de la ciudad. Además, por la zona también se encuentra el Mayflower Theatre, el cual podríamos decir que se trata del teatro más importante de todo Hampshire, así como la sede de una de las universidades de la ciudad: la Solent University.

Vista del Sea City Museum, junto al ayuntamiento.

Vista del Sea City Museum, junto al ayuntamiento.

Volviendo a la estación de tren tenéis dos opciones: a) coger el bus municipal gratuito, con el cual podéis llegar hasta los muelles de la ciudad, pasando por el gran centro comercial West Quay y el centro histórico, o b) comprar un billete de autobús con las compañías First, Unilink o Blue Star, con quienes podréis explorar otros barrios y pueblos cercanos. No obstante, creo que estaréis de acuerdo en que la primera opción es la mejor de todas. 🙂

El centro 

La calle principal de la ciudad, llamada High Street, se divide en dos grandes partes a partir del monumento más representativo de la ciudad, el Bargate: Above Bar y Below Bar. Bargate es la puerta principal de las antiguas murallas de la ciudad, cuyos vestigios podréis visitar a lo largo y ancho del casco antiguo, ya que se encuentran por esta zona.

En Above Bar podréis encontrar el centro comercial que os mencioné anteriormente: West Quay. Aquí se hallan desde establecimientos pertenecientes a grandes firmas como Levi’s, Hollister y Swarowski hasta cafeterías y restaurantes de gran relevancia en el país, como es el caso de Wagamama, Costa Coffee y Ed’s Easy Diner. Por otro lado, en la misma calle, la cual podríamos comparar con Commercial Road en Portsmouth, se encuentran las sedes de tiendas más cotidianas como Primark o Urban Outfitters.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Bargate, que divide High Street en dos zonas: Above Bar y Below Bar.

En Below Bar, el carácter comercial se va mitigando y da comienzo un área algo más residencial y patrimonial. Me gustaría destacar, en primer lugar, St Michael’s Church, que es el edificio más antiguo en uso de Southampton al haber sido construido en el año 1070. Tudor House, en segundo lugar, constituye prácticamente un museo de la historia de la ciudad. Recomiendo encarecidamente su visita. De entre los restos de las antiguas murallas de Southampton sobresale Westgate, una puerta por la cual marcharon parte de las tropas del rey Enrique V camino de la batalla de Agincourt en 1415 y los Pilgrim Fathers para embarcar en el Mayflower rumbo a América el 15 de agosto de 1620.

Tudor House, cerca de la zona de Below Bar.

St Michael’s Church, el edificio más antiguo en uso de Southampton.

El resto del centro de la ciudad se caracteriza por sus zonas verdes y residenciales. Por un lado, podemos visitar numerosos parques de gran extensión y verdor, como Hoglands Park, Houndwell Park, Palmerstone Park, East Park, Watts Park, Mayflower Park y Queen’s Park. Por otro, la zona de los muelles también forma parte del centro de Southampton. Así, se puede llegar a pie desde High Street o en autobús. Allí nos esperan unas vistas maravillosas como las que os enseño en las siguientes fotos:

Parte de la zona de los muelles, en Town Quay.

Vista de parte de los muelles de Southampton.

Dónde comer

En mi caso, me decanté por una apuesta segura: Yates. El establecimiento al que acudí se encuentra en Above Bar y debo advertiros de que el mismo menú que podéis encontrar también en Portsmouth cuesta aquí de una a dos libras más. Si sois más de Wetherspoon, os alegrará saber que Below Bar cuenta con uno de sus establecimientos, llamado The Standing Order. Si, por otro lado, preferís algo más exótico, os recomiendo un restaurante malayo situado en East Street llamado Old Town.

No obstante, una opción bastante económica y segura para el bolsillo del estudiante Erasmus es comprar un Lunch Deal en cualquiera de los supermercados en los que esté de oferta. En concreto os puedo hablar del de Sainsbury’s, que consiste en un sándwich doble, patatas fritas de bolsa y bebida por menos de 4 £. Si no encontráis ninguno por la ciudad, siempre podéis comprarlo antes de salir de Portsmouth. Una apuesta segura, sin duda. La comida del mercadillo de la ciudad, que está disponible los jueves, viernes y sábados en la zona de Bargate, también es muy recomendable.

Y hasta aquí la entrada de hoy. Me gustaría darle las gracias a Rafael Martínez por su colaboración como antiguo alumno de intercambio Erasmus en Southampton. No pude haber tenido mejor guía ni mejor compañero de viajes. 🙂 De hecho, espero poder seguir hablándoos de esta magnífica ciudad en futuras entradas que ya tengo planteadas. Soy consciente de que faltan muchos sitios que ver en la ciudad, como el museo de aviación o el estadio de St Mary, pero en esta entrada os he hablado de la excursión que yo hice hace ya un año y medio. Como siempre, os recuerdo que podéis seguir la actualización del blog a través de Facebook y Twitter, así como mediante suscripción por correo electrónico.

¡Hasta la próxima, Pompeynianos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s